La lira turca se desplomó hasta un 15% luego de la sorpresiva decisión del presidente Recep Tayyip Erdogan de reemplazar al jefe del banco central del país, de acuerdo con información de la agencia de noticias Bloomberg.

El desplome de la moneda turcca borró más de cuatro meses de ganancias desde que el ahora ex jefe de la autoridad monetaria Naci Agbal fue nombrado en noviembre.

La decisión de Erdogan de despedir a Agbal golpea de lleno la confianza de los inversores y aumenta la preocupación de que el país se embarcará una vez más en una senda de tipos de interés mínimos.

Ese apetito ahora aparentemente saciado había ayudado a que la lira se convirtiera en la mejor moneda de carry trade de este año, y los administradores de dinero aplaudieron la medida de Agbal para aumentar las tasas de interés y los esfuerzos para controlar la inflación, completó Bloomberg.