El directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso la flexibilización del acceso al dólar para un sector específico: jubilados y beneficiarios de pensiones o rentas vitalicias que residan en el exterior.

Con esta eliminación segmentada del cepo, estos grupos que se encuentren viviendo en el extranjero podrán percibir sus haberes en una cuenta bancaria de su titularidad en el país de residencia.

"De esta manera, se generaliza el sistema que regía para las personas beneficiarias de jubilaciones y/o pensiones abonadas por la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) a las que lo perciben de otros organismos previsionales y/o rentas vitalicias previsionales", explicó la autoridad monetaria.

La medida dispuesta por el Directorio por el BCRA implica que estos grupos de beneficiarios podrán acceder, en el país en que residan, a sus haberes en divisas al precio oficial, sin límites o topes más que el equivalente al monto que perciben en pesos.

"Las transferencias en divisas serán por hasta el monto percibido por tales conceptos en los últimos 30 días corridos y en la medida que se efectúe a una cuenta bancaria de titularidad del beneficiario en su país de residencia registrado", agregó el BCRA.

La estimación dentro del equipo económico es que la medida alcanzará a un número "marginal" de personas. "El requerimiento de la Declaración Jurada de que no iban al financiero por 90 días antes y después era una complicación burocrática que se hacía innecesaria", indicó el equipo económico del organismo.