Mientras el dólar blue hoy se mantiene como el dólar más barato del mercado, comenzó, con el arranque de junio,  la cuenta regresiva para cobrar el medio aguinaldo. En este marco, pese a que comprar dólares es una de las maneras más comunes de resguardar el dinero de la inflación, existen una serie de alternativas para los pequeños ahorristas.
 

Leé más sobre el dólar

Cuándo se cobra el aguinaldo 

La fecha establecida para el pago del Sueldo Anual Complementario (SAC) fue establecida por la Ley 27.073, que modificó en 2015 el artículo 122 de la Ley de Contrato de Trabajo. “El SAC será abonado en dos cuotas: la primera de ellas con vencimiento el 30 de junio y la segunda con vencimiento el 18 de diciembre de cada año”.

Cómo se calcula el aguinaldo

El aguinaldo se abona en dos partes: en junio se cobra un 50% de la mejor remuneración percibida en los primeros seis meses del año, mientras que el otro 50% se paga a mediados de diciembre y tiene en cuenta el mejor sueldo del segundo semestre del año, incluyendo todos los conceptos.

Para las personas que no hayan completado el año laboral en su puesto y vayan a cobrar el aguinaldo, hay una fórmula matemática que les permite calcular el monto que les corresponde: consiste en dividir el salario mensual por doce y multiplicar el resultado por la cantidad de meses trabajados.

Por ejemplo, en el caso de alguien que trabaja desde marzo de este año por $60.000, debe hacer (60.000/12) x 4. La persona cobraría, entonces, $20.000 de aguinaldo.

De esta manera, quienes cobren el aguinaldo a finales de junio podrán elegir dos alternativas para proteger su dinero sin recurrir a la compra de divisas
 

Plazo fijo UVA

A diferencia de un plazo fijo tradicional, estos instrumentos de ahorro se encuentran protegidos de la inflación debido a que el importe depositado en UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) se actualiza por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), el cual sigue a la inflación del país y cuenta con un plazo mínimo de depósito es de 90 días.

También existen los plazos fijos UVA precancelables. La particularidad de este producto es que dispone, valga la redundancia, de la opción de precancelación a partir de los 30 días. Si se opta por cumplir el plazo de 90 días, los ahorristas reciben la tasa de interés equivalente a la inflación más la tasa anual de 1%, lo que permite mantener el poder adquisitivo del ahorro y ganarle por un punto a la inflación.

Cualquier banco que ofrezca plazos fijos tradicionales están obligados a ofrecer esta opción a los ahorristas a través de todos los medios, ya sea en las sucursales con presencia física o a través de las plataformas electrónicas accesibles desde computadoras o teléfonos celulares.

Business diagram on financial report with coins TFGP.

Caja de Ahorro UVA

Menos conocido que los plazos fijos, la “Caja de Ahorro UVA” o “Alcancía UVA” también inmoviliza el dinero en los primeros 90 días, pero a partir del día 91 los ahorros pasan a ser de libre disponibilidad sin dejar de sumar intereses, más una tasa que llega hasta el 2% anual.

Es decir, es dinero que pasados los primeros tres meses se puede retirar a diario, usar para pagos y transferencias, pero cuyo saldo se sigue ajustando a diario por el avance de la inflación.

Leé más sobre plazos fijos 

Por lo tanto, los titulares de una caja de ahorro UVA podrán realizar depósitos y extracciones por ventanilla, cajeros automáticos, terminales autoservicios; transferencias y compras en comercios con tarjetas de débito, entre otras operaciones. En ningún caso se podrá generar saldo deudor.

Las Cajas de Ahorro UVA solamente son herramientas disponibles en el Banco Nación y el Banco Provincia. En términos generales, ambas entidades bancarias solicitan DNI, factura de un servicio cuyo domicilio sea el mismo que el documento y contrato de alquiler o certificado de domicilio en caso de que no haya coincidencia.