La Secretaría de Finanzas realizará este martes un canje de deuda en pesos en el que buscará postergar unos $115.000 millones del Boncer 2020 (TC20) que están en manos privadas y vencen el próximo 28 de abril, para intentar aliviar el calendario de pagos en un mes en que el Gobierno aceleró la emisión en busca de morigerar el impacto económico y social del coronavirus.

Quienes ingresen al canje recibirán cuatro instrumentos: el 10% del monto suscrito irá a la letra a descuento que vence el 1° de julio, el 20% a la Lecer con vencimiento el 4 de diciembre, el 40% a un nuevo que también ajustará por CER más 1,1% y expirará el 17 de abril de 2021, y el 30% restante al Boncer 2022.

El TC es el mayor desafío en moneda local del mes. En total vencen unos $310.000 millones, aunque la mayor parte está en manos del sector público.En lo que resta del año el Tesoro tiene vencimientos por $1,2 billones, de los cuales $700.000 millones son con el sector privado. Esto había abierto una interna en el equipo económico, como publicó ayer BAE Negocios, entre quienes buscaban cumplir con esos compromisos y mantener la curva de títulos en moneda local y quienes planteaban la necesidad de reestructurar también esta deuda. Finalmente, la discusión se saldó a favor de los primeros y no habrá reperfilamiento.

Mercados

Los activos argentinos vivieron ayer una jornada dispar. Los bonos en pesos cerraron con mayoría de alzas pero el TC20 cayó 2% en la previa del canje. Los títulos en dólares ley extranjera cayeron 1,5% a la espera de la oferta. Las acciones en la Bolsa porteña subieron 3,1% al compás del tipo de cambio implícito. Pero en Wall Street los ADR se hundieron hasta 9,7%.