Familias consideradas "acomodadas" con ingresos mayores a 230.000 pesos no logran acceder a un crédito hipotecario para la compra de un departamento chico, de acuerdo con datos de organismos oficiales.

Precisamente, la Dirección de Estadísticas porteñas informó este viernes 18 de septiembre que una familia que se encuentra en el rango de los "sectores acomodados" gana desde 228.282,60 pesos, el límite de ingresos que los separa de las de clase media alta.


 
Sin embargo, esos ingresos altos se ubican muy lejos de los necesarios para calificar para un crédito hipotecario en una entidad financiera.

De acuerdo con datos del mercado, un departamento chico de 2 ambientes está valuado en unos 100.000 dólares, unos 10 millones de pesos si se consider el precio del dólar solidario a $100. El dólar ahorro cotiza a 131 pesos y el dólar blue hoy a 141 pesos.

Si el solicitante contara con un ahorro de 20.000 dólares y tuviera que pedir los restantes 80.000 dólares u 8 millones de pesos al banco, debería demostrar ingresos netos por unos 305.000 pesos.

La cuota inicial a pagar estaría compuesta por 2.851,79 pesos de capital y 73.341 pesos de intereses, por un total de 76.193,16 pesos. Se trata además de un crédito hipotecario UVA en una entidad financiera pública con las condiciones más accesibles del mercado.

Este alto nivel de acceso para un crédito hipotecario explica el derrumbe del mercado inmobilario.

De acuerdo con datos del Colegio de Escribanos porteño, la cantidad total de las escrituras de compraventa de inmuebles registró en el séptimo mes de 2020 una baja de 82,1% respecto del nivel de un año antes, al sumar 573 registros. 

El año 2020 se encamina a ser el peor de la historia en el mercado de compra venta de propiedades.

En julio, sólo hubo 32 escrituras formalizadas con hipoteca bancaria. Por lo que la caída en ese sentido es del 86,4%. Y los primeros 7 meses acumulan una baja de escrituras con crédito del 62,4%.