Las cotizaciones del dólar en el mercado bursatil se mantenían estables en estos días, con tendencia a la baja, y la brecha cambiaria comenzó a ceder y a acercarse a la zona de 60%, como consecuencia de diversos factores que se alinearon para descomprimir la presión sobre la divisa estadounidense.


1 -  Inflación

La desaceleración de los precios minoristas en abril y mayo le quitó recorrido a los tipos de cambio bursátiles como el dólar Bolsa y el dólar CCL. 

Si bien el dólar Bolsa y el dólar CCL han subido en los últimos dos días a la zona de 110 y 115 pesos, respectivamente, se han alejado de los máximos históricos que lo llevaron a cerca de 130 pesos. La baja del dólar financiero ha traccionado también a la divisa en el mercado ilegal: el dólar blue hoy operaba en 123 pesos, una caída que ronda los 10 pesos desde el máximo historico.

FUENTE: LCG.

El Índice de Precios al Consumidor ( IPC) de abril registró un alza de 1,5% y las proyecciones de las consultoras indican que seguirá en esos niveles en mayo, como producto de la recesión derivada del aislamiento o cuarentena para controlar la pandemia del coronavirus (Covid-19).
En sintonía, el Banco Central mantiene en 38% la tasa de interés nominal para las Leliq y subió a un 35% la tasa efectiva anual para las colocaciones de plazos fijos minoristas.

Si esta situación continúa y las tasas de interés comienzan a tener atractivo para los inversores, la moneda estadounidense en el mercado financiero parace no tener demasiado recorrido en el corto plazo. "Mientras la inflación se mantenga baja producto de la recesión, y por ende las tasas de interés locales mantengan cierto atractivo, creemos que no hay mucho espacio en el corto plazo para nuevos saltos abruptos como los que vimos en marzo y parte de abril´20", indicó la consultora Delphos Investment.
 

FUENTE: BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA.

"Aunque todavía las cotizaciones reflejan la desconfianza luego de la masiva emisión de pesos", agregó Delphos.

De acuerdo con datos de la consultora LCG, en lo que va del año el Tesoro recibió $ 909.000 millones del Central y  más de $1 billón desde que empezó la gestión de Miguel Ángel Pesce.


FUENTE: LCG.

Una parte importante de esta emisión ha sido volcada a la asistencia a personas, familias y empresas: el pago del bono de 10.000 pesos del IFE, los créditos a tasa cero para monotributistas y el salario complementario ( ATP). Los siguientes pasos: segundo pago del bono del IFE y la continuidad de otros programas de asistencia preanuncian la continuidad de la emisión. Consultoras privadas arriesgan que la Base Monetaria podria superar los 3 billones, lo que volvería a presionar el precio del dólar en Argentina.


 

2 - Real brasileño

La moneda de Brasil se ha recuperado rápidamente en los últimos días. Desde el máximo histórico de casi 6 reales por dólar que registró hace tres semanas, se ha apreciado hasta la zona de 5 unidades y parece tener aún más recorrido al alcista. 


FUENTE: BLOOMBERG.

El real brasileño es una moneda clave para Argentina por la magnitud del intercambio comercial entre ambos países. Si bien para Argentina es más relevante la situación de la economía brasileña, un real debilitándose con fuerza presiona la cotizacion de la moneda doméstica.

El intercambio comercial con Brasil se ha deteriorado en los últimos dos meses, como consecuencia del Covid-19, pero una recuperación de la actividad en el vecino país traccionaría nuevamente las compras de productos argentinos.

El comercio bilateral entre Argentina y Brasil cayó en mayo a USD 846 millones, lo que representa un 55,6% menos en comparación con un año previo. El intercambio entre ambos países acumula 21 meses consecutivos de bajas interanuales y marcó en mayo el registro más bajo desde 2004, según datos del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, y reseñados por la Cámara Argentina de Comercio.

Respecto al acumulado del año, en el período enero–mayo, el flujo de comercio entre ambas economías retrocedió un 27,7% alcanzando USD 6.353 millones, mientras que el saldo comercial de Argentina revirtió el signo, exhibiendo un leve déficit de USD 6 millones frente al superávit de USD 171 millones en el mismo período de 2019.

3 - Canje de deuda

Los acercamientos entre los bonistas privados y el Gobierno han inoculado optimismo entre los inversores. Los bonos soberanos acumularon alzas superiores al 40% en mayo. 

Los agentes del mercado miran de cerca el apoyo del Fondo Monetario Internacional ( FMI) al gobierno de Alberto Fernández y los ofertas y contraofertas entre Martín Guzmán y los acreedore privados con deuda bajo ley extranjera. 

Esta situación a ayudado a quitar presión al mercado financiero y, como consecuencia, a los tipos de cambio que se obtienen mediante las operaciones de CCL y MEP. Sin embargo, los interrogantes sobre el desenlace persisten y la pregunta es si Argentina llegará a tiempo para evitar un default más amplio de su deuda.

"La presión sobre los bonistas es muy grande, pero los mismos siguen apostando a que los principios financieros deben ser comprendidos por el gobierno y por ende este debería mejorar su oferta hasta la zona de USD 55. Esos USD 5 que separan las puntas parecen ser una cifra irrisoria, pero la misma refleja los diferentes principios que están utilizando las partes para encarar la operación. Seguimos cerca, pero lejos a la vez", apuntó Delphos.

La consultora considera que si Argentina opta por el camino del canje parcial, podría incrementarse la volatilidad en el corto plazo y afectar negativamente la cotización de los instrumentos argentinos. "Todavía no esta claro el panorama, pero algunos precios por encima del 40% de paridad no se justificarían en un contexto como el descripto", advirtió.

Analistas también advirtieron sobre los vencimientos de deuda en pesos. "Recalcamos el riesgo de construir una curva de pesos indexada en un contexto de caída de la recaudación en términos reales. En caso de no poder refinanciar la deuda, se deberá emitir más pesospara asistir el pago y es un monto no inferior en relación al deteriorado activo del BCRA", advirtió LCG.  Hacia el segundo semestre hay que atender vencimientos por $ 275.000 millones, con fuerte carga en noviembre.

FUENTE: LCG.