El el contexto de la pandemia de coronavirus (Covid-19), el Banco Central aprobó este jueves el programa Transferencias 3.0, una nueva normativa que tiene como fin modernizar el sistema de pagos para impulsar las transacciones digitales y promover una mayor inclusión financiera que sustituya al dinero en efectivo.

"El propósito de la modernización del sistema es expandir el alcance de las transferencias inmediatas, lo que permitirá construir un ecosistema digital de pagos abiertos y universales que esté en condiciones de sustituir al efectivo con eficiencia y seguridad", explicó la entidad monetaria en un comunicado.

Entre otros puntos, el nuevo sistema de Transferencia 3.0 permitirá interoperar todas las cuentas (tanto bancarias como de billeteras virtuales), habilitará a que los comercios reciban la acreditación de forma automática y terminará con "gastos ocultos del manejo de efectivo".

El BCRA también precisó que, en una primera etapa, a partir del 7 de diciembre, "se armoniza la regulación sobre transferencias electrónicas de fondos, admitiendo cualquier caso de uso (persona a persona, persona a empresa, empresa a empresa, etc.) y generando las condiciones de competencia entre operadores como Coelsa, Interbanking, Link y Prisma".

Luego, en una segunda etapa, "se establecerá una mensajería de confirmación y monitoreo de las garantías, a través del estándar ISO 20022".

Las principales características del sistema de Transferencia 3.0

  • Interoperable: se crea la Interfaz Estandarizada de Pagos (IEP) con una arquitectura abierta que permitirá interoperar a todas las cuentas (bancarias y de billeteras virtuales).
  • Inmediato: los comercios recibirán la acreditación en forma automática y con carácter irrevocable.
  • Económico: termina con los gastos ocultos del manejo de efectivo para los comercios (transporte, almacenamiento, seguridad).
  • Competitivo: abre la competencia para la provisión del servicio a comercios minoristas y barriales. Las comisiones a los comercios tendrán un tope de 8 por mil.
  • Flexible: permitirá operar tarjetas, QR, DNI, solicitudes de pago, biometría (por ejemplo, huella digital).

Ventajas para personas usuarias y comercios

Un ecosistema de pagos abierto y universal para las y los usuarios

El ecosistema de pagos será abierto, con acceso universal a cuentas bancarias y de pago, y con sistemas integrados que facilitarán el uso.

Las personas usuarias podrán utilizar cualquier plataforma de pagos. Por ejemplo, al ser un ecosistema abierto, esto hará posible que un mismo código QR permita realizar pagos con transferencias, ya sea desde cuentas a la vista en entidades financieras o desde cuentas de pago de proveedores de servicios de pago no bancarios.

Dentro del nuevo sistema, se garantiza las 24 horas del día, los 7 días de la semana, la total inmediatez de las transferencias, tanto interbancarias como intrabancarias y entre diferentes esquemas de pago. Todas las transferencias entre cuentas de diferentes bancos y cuentas dentro de un mismo banco serán inmediatas, tanto para cuentas de personas humanas como jurídicas.

Menores comisiones y mayor oferta de servicios para los comercios

De cara a los comercios, el nuevo sistema implica importantes ventajas. Entre ellas, inmediatez en la disponibilidad de los fondos y menores costos, especialmente para los pequeños comercios.

Los comercios considerados como MiPyMEs que adhieran al sistema no tendrán comisiones durante los tres primeros meses de uso del servicio, por los primeros 50.000 pesos que facturen cada mes, y luego tendrán un tope de comisión de 8 por mil. Podrán así ampliar a sus clientes las formas de pago, contando con un sistema que le acredita en forma inmediata los fondos.