Son muchos los argentinos que resguardan el valor de su dinero comprando dólares, ya sea por el mercado oficial o el informal (dólar blue). De hecho, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, estimó el año pasado que "hay USD 100.000 millones en billetes" en el país.

En este sentido, en lo que va de junio el dólar blue subió $25, la mayor suba mensual en lo que va del año. Ayer, el billete paralelo se disparó y alcanzó la cifra de $232 para la venta en las cuevas de la City porteña, una cifra inédita. 

Sin embargo, y pese a su popularidad, tener dólares "bajo el colchón" no es necesariamente una opción rentable para el ahorrista, debido a que el aumento de los precios en Argentina sigue sin desacelerarse.

Para que efectivamente preserve el valor de nuestro dinero, el dólar blue debería subir a la par, o más, que la inflación. Algo que no necesariamente pueda suceder.

La inflación de mayo fue de 5,1% según el Indec y la suba en los primeros cinco meses del 2022 es de 29,3%. En este sentido, según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central, se espera una inflación durante 2022 de 72,6%. En igual periodo, el dólar blue disminuyó su cotización respecto a 2021 en un 0,9%. 

¿A cuánto tendría que estar el dólar blue?

Esto no significa que el billete paralelo no pueda ganarle a la suba de precios. Por ejemplo, el dólar blue en 2020 subió un 111%, mientras que la inflación anual fue de 36%. Un margen de ganancia del 75%.

El caso opuesto ocurrió el año siguiente, en 2021, el aumento de precios escaló un 50,9% mientras que la cotización del dólar paralelo aumentó solo un 25%. Eso se traduce en una pérdida de casi 26% del valor adquisitivo. 

En este sentido, para que el dólar blue pueda ganarle al aumento de precios durante este año debería aumentar un 72,6% o más, siguiendo el pronóstico del último REM.

Con el precio del dólar blue hoy ($232), acumula un incremento de 11,5%. Sin embargo, para estar a la par de la inflación debería cotizar $360 aproximadamente para fin de año.