El 2019 terminará con una caída de PBI de 3,2%, según la proyección de dos consultoras privadas. De esa forma, dado el deterioro hacia el cierre del año, el 2020 arrancará con un efecto de arrastre estadístico negativo de 2,3 puntos. En ese sentido, la economista senior de LCG, Melisa Sala, afirmó: "La actividad no encontrará un piso en lo que queda del año, aun cuando la estabilidad del tipo de cambio pueda moderar la caída. Esperamos una caída del 3,2% en 2019. De cara a 2020, el piso de la recesión podrá encontrarse a partir de la reanimación del consumo privado, pero será marginal. En 2020 esperamos un retroceso de 3,8% anual". Desde ACM destacaron: "El EMAE de octubre exhibirá valores negativos y elevados. Nuestras proyecciones de crecimiento para el 2019 son de una caída en el nivel de la actividad de 3,2%".