En cuanto a los bonos soberanos argentinos, fue una semana de mucha volatilidad. Arrancaron demandados, con los bonos largos liderando la suba y los cortos algo más rezagados, pero naturalmente acompañando. Las noticias acerca de las negociaciones de la deuda con el FMI y la salida de la Argentina del Grupo de Lima sembraron cierto nerviosismo y, si bien los bonos no llegaron a los mínimos de un par de semanas atrás, entre el miércoles y el jueves por la mañana sufrieron una baja cercana al 5%. La parte corta de la curva volvió a rendir por encima del 20% y el ARG35 volvió a operar por debajo de los 30 usd de paridad. Sin embargo, los dichos de Guzmán acerca de algunos avances en las reuniones con el FMI hicieron que los bonos tengan un fuerte rebote el jueves, para cerrar la semana con bajas en torno al 3%. Seguimos viendo más ofrecidos los bonos cortos y demandados los globales largos, específicamente 2038 y 2041.

Dentro de los bonos en pesos, se puede decir que fue una semana de poco flujo. Las licitaciones semanales del gobierno no terminan de proveer de liquidez al mercado secundario, al contrario, generan un efecto de crowding out. Puntualmente, el jueves el mercado se vio impactado negativamente y los inversores comenzaron a tomar ganancias en los activos a tasa fija como el TO23 y TO26; pero siguieron refugiándose en el TO21 contra la venta de bonos CER. Paralelamente, los bonos ajustables por BADLAR siguieron sin generar atractivo dado que aún no hay anuncios de algún salto positivo en las tasas por parte del BCRA.

Por el lado de los bonos corporativos, fue una semana difícil con muy baja liquidez. Los bonos de YPF estuvieron bastante ofrecidos, acompañando la tendencia de los bonos soberanos y cerrando con bajas alrededor del 3%. Dentro del sector de O&G vimos demanda en Transportadora Gas del Sur 25 Y CGCSA 25, ambos titulos cerraron con subas en torno al 1,5%. Los bonos del sector energético estuvieron levemente ofrecidos, cerrando con bajas entre 0.5 y 1%, salvo AES 24 que sigue sostenido e incluso cerró 0.5% positivo. En cuanto al sector bancario, vimos venta más que nada en el BMAAR26, que cerró 1,5% abajo.

El Merval arrojó una baja semanal de 5.18% y se ubicó en los 46.440 puntos volviendo a niveles de principios de marzo, luego de haber superado los 50.000 puntos a mediados de mes. Las acciones locales también fueron víctimas de las idas y vueltas en cuanto a las negociaciones con el FMI y se vieron castigadas. En este contexto, la única suba del panel general fue TXAR (2.40%), mientras que las bajas más destacables fueron CVH (-10.32%), TGNO4 (-9.96%), TECO2 (-9.87%) YPFD (-9.14%) y el sector bancario alrededor de -7% promedio.

Dentro del ámbito económico, se dieron a conocer varios resultados que capturaron la atención. Por un lado, el resultado fiscal de febrero volvió al terreno negativo y reflejó un déficit primario de $18.700mn mientras que el déficit financiero se ubicó en $64.300mn. A pesar de que los ingresos crecieron por encima de los gastos primarios, ambas líneas mostraron una desaceleración respecto a los meses anteriores. De cara hacia adelante, la dinámica dentro de este resultado seguirá siendo una variable clave no solo detrás de las negociaciones con el FMI sino también detrás del nivel de las transferencias del Banco Central al Tesoro, variable que a su vez afecta a los precios. También se dio a conocer el PIB correspondiente al cuarto trimestre del 2020, el cual mostró una suba de 4,5% respecto al trimestre anterior. De este modo, la actividad finalizó el año con una caída de 9,9%, levemente por debajo de la baja que se había conocido anteriormente con el EMAE. De este modo, pese a que el PIB mostró dos trimestres consecutivos de crecimiento, se evidenció la desaceleración en la velocidad de recuperación y aún queda mucho por recuperar para volver a los niveles anteriores. Paralelamente, se dio a conocer el nivel de desempleo del último trimestre del año 2020, el cual se ubicó en 11%, levemente por debajo del resultado anterior pero cerca de 2pps por encima del año 2019. Finalmente, se dio a conocer la balanza comercial de febrero la cual se mantuvo en un superávit en torno a USD 1.062mn