El dólar, hoy uno de los productos más "adictivos" para los argentinos que buscan resguardar el valor de sus ahorros, tiene un componente impositivo de 65 por ciento, de acuerdo con la última regulación del Banco Central que sumó al impuesto PAIS un pago a cuenta de Ganancias y Bienes personales.

El producto con mayor carga impositiva es el cigarrillo. El público abona impuestos por 80 por ciento cuando compra un paquete. De acuerdo con datos de la Cámara de la Industria del Tabaco, el cigarrillo común tiene cinco impuestos que encarecen su precio final: 58,5% de impuestos internos, 9,8 % del Impuesto Adicional de Emergencia, 7% del Fondo Especial del Tabaco (FET) , 4,5 % del Impuesto al Valor Agregado ( IVA) y, en algunas jurisdicciones, se suma 0,6 de Ingresos Brutos.

De acuerdo con datos oficiales, unos 9 millones de argentinos fuman cigarrillos y las muertes por año rondan los 44.000 casos.

Le siguen en carga impositiva los teléfonos celulares, en cuyo precio final el consumidor paga 67% de impuestos. ¿Cómo se distribuyen?: 21% de IVA, 20% de bienes suntuarios, 20,5% son derechos aduaneros, 4,5% Ingresos Brutos y 6,2% entre logística e impuesto al cheque. 
Se estima que en Argentina existen unos 40 millones de usuarios únicos de teléfonos celulares. El país está al tope del ranking de uso de smartphones en América latina.

El podio de "productos" con más presión impositiva lo completa el dólar ahorro, con un 65% de carga tributaria. Esta compuesta por un 30% del impuesto PAIS incluido en la Ley de Solidaridad más el 35% definido por el Banco Central en la última reglamentación. De este modo, el dólar solidario cotiza a 103 pesos y el dólar ahorro a 131,2 pesos.  

El Banco Central explicó el porqué del recargo del 35%. Dijo que fue los efectos de priorizar la asignación de divisas a la recuperación del crecimiento económico y el empleo, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establece un mecanismo de percepción a cuenta del pago de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del 35% para las operaciones de formación de activos externos (FAE) de personas humanas y las compras con tarjetas (débito y crédito) en moneda extranjera. 

De acuerdo con datos del último Balance Cambiario del Central, 3,9 millones de argentinos compraron dólar ahorro en julio por un total de 753 millones. El nuevo cepo bajará drásticamente esos números.

La presión tributaria sobre la industria de los Juegos de Azar se ubica en el cuarto lugar. De acuerdo con un estudio de la Universidad Torcuato Di Tella, la carga tibutaria en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires asciende a 62,8%, mientras que en la provincia de Buenos Aires sube a 65,9%.