"April Fools'" es una de las fechas más esperadas del año por muchos europeos y personas de países anglosajones. Muy similar al Día de los Inocentes, que en Argentina, España e Hispanoamérica se celebra el 28 de diciembre: es una oportunidad para hacer bromas y trucos inofensivas. Volkswagen decidió sumarse este año de una forma muy particular: aseguró que iba a cambiar el nombre de la marca.

La sede de Estados Unidos de Volkswagen afirmó en declaraciones oficiales que la marca iba a pasar a llamarse "Voltswagen", para enfatizar su compromiso con los vehículos eléctricos. Sin embargo, más tarde admitió que la modificación en realidad no iba a suceder y que sólo era una broma por el Día de los Inocentes, informó un reporte de Fox 5 New York.

Mark Gillies, un portavoz de la compañía, confirmó este martes que la declaración había sido una broma anterior al Día de los Inocentes después de haber insistido el lunes en que la publicación era legítima y que el cambio de nombre era correcto. La declaración falsa de la compañía se distribuyó nuevamente el martes, diciendo que el cambio de marca refleja una inversión en más vehículos eléctricos de batería.

Cómo fue el anuncio falso

El lunes, la compañía había publicado brevemente un comunicado de prensa en su sitio web anunciando el cambio de marca. Un reportero de USA Today notó el comunicado de prensa antes de que fuera retirado. El lanzamiento estaba fechado el 29 de abril, y ante esto una persona no identificada aseguró que estaba planeado un anuncio formal para el martes, aunque supuestamente esto no debía hacerse público.

La fuente, que aseguraba estar familiarizada con el tema, indicó que sólo se reemplazaría la "k" por una "t", para que "Voltswagen" sea el nuevo nombre de la marca de autos. El comunicado de prensa indicaba que esta decisión equivalía a una declaración pública de la futura inversión de la compañía en movilidad eléctrica.

La broma pública de Volkswagen, muy inusual para una empresa de tal calibre, está en línea con sus intentos de reparar su imagen tras un escándalo de 2015 en el que se descubrió que hizo trampa en las pruebas de emisiones del gobierno estadounidense y permitió que los vehículos diésel contaminen ilegalmente el aire.

El martes por la noche, VW emitió un comunicado confirmando que no cambiará su nombre de marca a "Voltswagen". "El cambio de nombre fue diseñado para ser un anuncio en el espíritu del Día de los Inocentes", afirmaron.

Problemas para Volkswagen

La publicación falsa podría causarle problemas a Volkswagen con los reguladores de valores estadounidenses, ya que el precio de sus acciones subió casi un 5% el martes, el día en que se emitió oficialmente la declaración falsa. Últimamente los inversores responden de forma muy positiva a las noticias de empresas que aumentan la producción de vehículos eléctricos. Así es como Tesla y otras nuevas compañías de este rubro lograron subir el valor de sus acciones.

James Cox, profesor de derecho corporativo y de valores en la Universidad de Duke, indicó que la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) debería tomar medidas en función de esa información errónea, que puede distorsionar los precios de las acciones. "Todo el mercado se ha vuelto loco. Necesitamos lanzar una línea bastante clara en la arena, creo, sobre lo que está permitido y lo que no", alertó.

Erik Gordon, profesor de derecho y negocios en la Universidad de Michigan, cree que para que la SEC tome medidas, debería creer que VW emitió a sabiendas el comunicado de prensa falso para manipular el precio de sus acciones.

"No creo que la SEC vaya a ver esto como una manipulación del precio de las acciones más que cuando General Motors o Ford o Toyota o cualquiera hable sobre su futuro (vehículo eléctrico)", dijo Gordon a Fox 5 New York. "Es increíblemente estúpido, pero si ser estúpido fuera ilegal, un tercio de los directores ejecutivos en Estados Unidos estaría en la cárcel". 

El antecedente de Tesla

El magnate Elon Musk es conocido por generar escándalos con sus declaraciones en las redes sociales, lo cual le trajo algunas consecuencias judiciales. En 2018, el director ejecutivo de Tesla escribió en Twitter que tenía el dinero necesario para sacar a Tesla de la bolsa, lo cual elevó el precio de las acciones, episodio similar a lo que ahora sucede con Volkswagen, recordó Cox. Más tarde, se reveló que la financiación no se había alineado. Musk y Tesla acordaron pagar 20 millones de dólares en multas a la SEC.