Los bonos argentinos en dólares que cotizan en Wall Street treparon hasta 6,9%. Fue luego de la confirmación en la mdarugada de este martes de que la Argentina finalmente logró sellar un acuerdo con los principales grupos de acreedores, que le permitirá reestructurar deuda por cerca de USD65.000 millones y aliviar la carga financiera de los próximos años. De esta forma, el país evitó el default.

Las acciones locales que se negocian en Nueva York también mostraron en su mayoría tendencia alcista, con ganancias de hasta 6,1%, aunque el entusiasmo se fue desinflando con el correr de las horas. Los ADRoperaban con alzas de dos dígitos en las primeras horas del mercado pero fueron perdiendo terreno y al cierre el mercado dejó caídas de hasta 9,1%

El riesgo país cedió apenas 0,4%, tras una baja de 6,6% el lunes.

Si bien la confirmación por parte del Gobierno, mediante un comunicado que esta madrugada distribuyó el ministerio de Economía, de que se llegó a un acuerdo con BlackRock y sus aliados por el canje de deuda, fue recibida con optimismo por el mercado financiero, la noticia en gran medida ya estaba descontada. 

En la Bolsa porteña, los inversores se apegaron al viejo lema de "comprar con el rumor y vender con la noticia". Tras una fuerte disparada este lunes, el panel de acciones líderes cayó 0,6%, mientras que en el mercado de bonos en dólares las bajas predominaron claramente sobre la subas.

Desde Delphos Investment señalan que, con tasas todavía muy elevadas para los estándares mundiales (el lunes cerraron en torno al 12,5% anual), los bonos en dólares todavía tienen espacio para continuar subiendo en precio y comprimiendo spreads. "La zona de 10% anual debería ser un objetivo lograble para los próximos meses, lo que implicaría un mejora de al menos 20% en la cotización medida en dólares de los bonos", indican.

Sin embargo aclaran que el rally de los títulos públicos "no se va a dar sólo por una cuestión de gravedad, si no que las experiencias pasadas e internacionales indican que se requiere una mejora en las condiciones macroeconómicas del país" y destacan que la Argentina aún está en fase cero en este punto, ya que todavía debe acordar un nuevo programa con el FMI, y establecer un horizonte en materia fiscal, de emisión monetaria y convergencia cambiaria.

"Consideramos que los bonos comenzarán a comprimir spread, pero lo harán de manera gradual mirando tanto el contexto global como el panorama económico/fiscal local", indican desde Delphos 

En tanto, tal como anticipaban este lunes los operadores, hoy hubo una menor presión para el dólar, en especial para las cotizaciones bursátiles. El dólar Bolsa cae 4,7% y el dólar CCL retrocede 2,3 por ciento. 

El economista Gustavo Ber advierte que la resolución favorable del canje "se convierte en condición necesaria - aunque no suficiente - para poder avanzar con la agenda de desafíos económicos que enfrenta el país, potenciados a partir de la pandemia".

"Hacia allí se dirigirán las miradas de los inversores de ahora en adelante para validar las perspectivas de valorización de los activos, tras el fuerte envión otorgado por el canje de deuda, el cual ya venían descontando los operadores", señala.