Es correcto decir que el Bitcoin no pasa por un buen momento. También es correcto decir que el Bitcoin está en su peor momento. Desde un impresionante pico de 69.000 dólares, sufrió un más impresionante derrumbe que lo llevó por debajo del terrorífico piso de los 20.000 dólares, con una pérdida de más del 70% de su valor. Y con la caída se fueron cientos de inversores, decepcionados y ansiosos por no perder más dinero. No es el caso de Tim Draper, que se hizo millonario gracias al Bitcoin y ahora pide confiar porque en 2022 —o, a más tardar, en los primeros seis meses de 2023— la criptomoneda alcanzará los 250.000 dólares.

"Este es el año en que sucederá. Para fines de este año o principios del próximo", aseguró el capitalista de riesgo cuando el Bitcoin rondaba los 41.000 dólares, más del doble de lo que vale actualmente. Muchos como él cambiaron sus pronósticos cuando el derrumbe continuó, pero no Draper.  “Estoy más convencido que nunca de que está sucediendo. Para fines de 2022 o principios de 2023”, insistió en respuesta a Forbes.

Uno de los grandes beneficiados sería el mismo Draper, que se hizo multimillonario gracias a la moneda. En 2014, pagó alrededor de 18,7 millones de dólares al Servicio de Alguaciles de Estados Unidos por una reserva de alrededor de 30.000 bitcoins. Es decir, compró cada Bitcoin por apenas 623 dólares.

Tim Draper tiene una confianza ciega en Bitcoin

Así, en el punto más alto de esta criptomoneda, Draper alcanzó una fortuna de más de 2.000 millones de dólares únicamente con los Bitcoins. Sin embargo, la caída fue igual de grande que el ascenso a la gloria: con la llegada y permanencia del "criptoinvierno" que tanto preocupa, Draper se quedó con alrededor de 600 millones de dólares. Sigue siendo un número enorme, pero queda chico si se tiene en cuenta que perdió nada más ni nada menos que USD 1.400 millones.

Por qué el bitcoin volverá a subir

La esperanza es lo último que se pierde, y es lo que le queda a Draper. Porque, de cumplirse su profecía, su fortuna ascendería a 7.500 millones de dólares. Sin embargo, la esperanza la basa en argumentos. Para él, se disparará el bitcoin gracias al rol de las mujeres, que todavía no tienen una gran participación en el mercado de monedas virtuales.

"De repente, todas las mujeres tendrás wallets de criptomonedas y comprarán cosas con Bitcoin", declaró hace tres semanas en una conversación con Scott Melker, un trader experto en criptomonedas. 

Según él, el 50% de la riqueza de Estados Unidos se encuentra bajo el control de mujeres, por lo que considera que no es demasiado optimista el hecho de que estas puedan generar un impulso alcista en BTC. Además, sostuvo que las mujeres controlan alrededor del 80% del gasto minorista.

 

En este sentido, remarcó que actualmente los comercios minoristas no conocen de algunos beneficios que se pueden optar al usar bitcoin como método de pago. Uno de ellos es que pueden ahorrar hasta un 2% al aceptar Bitcoin en lugar de tarjetas de crédito emitidas por bancos. Esto podría potencialmente duplicar sus ganancias, ya que funcionan con márgenes reducidos.

Así, si más mujeres comienzan a utilizar bitcoins en comercios minoristas que aprendieron de sus beneficios y los aceptan, el bitcoin podría tener un nuevo impulso. Y, quizás, la predicción no está tan errada: Robinhood informó que “el número de mujeres que comercian con cripto en su plataforma se ha disparado 7 veces desde finales de 2020”. Según eToro, en febrero encontró que sólo el 15% de los comerciantes de bitcoin son mujeres, frente al 10% a principios de 2020.

“Dentro del segmento de usuarias, las regiones de América y Europa crecieron más del 50% en usuarios. Un crecimiento excepcional de más del 80% en usuarios femeninos fue liderado por países como Colombia, Venezuela, Rumania, Grecia y varios otros”, señaló un informe de Coinmarketcap. Los datos de Argentina muestran la misma tendencia.

Los únicos multimillonarios cripto que quedan 

Junto con Tim Draper hay otros multimillonarios que todavía creen —y les conviene creer— en el Bitcoin

Fred Ehrsam es cofundador y expresidente del intercambio de criptomonedas Coinbase, empresa que hace poco despidió al 18% de su personal en medio del derrumbe de las cripto. Sin embargo, asegura que el colapso es un "dolor de crecimiento": "Una cosa que la mayoría de la gente no comprende completamente: lleva años, a menudo décadas, pasar de un nuevo avance tecnológico a nivel de infraestructura (como la criptografía) a un ecosistema vibrante de aplicaciones principales", tuiteó Ehrsam. El financista extraña los 2.100 millones de dólares que tenía en marzo frente a los 900 millones actuales, pero puede descansar en que tiene USD 367 millones en ingresos en efectivo después de impuestos de las ventas de acciones de Coinbase.

Hay algunos más: los hermanos Cameron y Tyler Winklevoss pasaron de tener USD 4.000 millones a 3.200 millones, y se vieron obligados a despedir al 10% del personal de su firma de comercio cripto Gemini.  

Sam Bankman-Fried asumió el rol de salvador de la industria cripto

Sam Bankman-Fried, la persona más rica en criptografía otorgó enormes préstamos a compañías criptográficas en conflicto: USD 250 millones al prestamista de criptomonedas BlockFi y casi USD 500 millones (incluidos USD 300 millones en Bitcoin, por supuesto) a la correduría Voyager Digital, reportó Forbes. “Nos tomamos en serio nuestro deber de proteger el ecosistema de activos digitales y sus clientes”, tuiteó. La fortuna estimada de Bankman-Fried solo ha bajado unos pocos miles de millones de dólares desde marzo, de USD 24 mil millones a USD 20.000 millones, principalmente gracias a la valoración de 32.000 millones de dólares de FTX de su última ronda de financiación en enero.

Changpeng Zhao, fundador y director ejecutivo de Binance, supo ser la persona más rica en criptomonedas. El jueves aseguró que "es más optimista en mercados bajistas", y luego aclaró que "no era un consejo financiero". Y suerte que es optimista, porque su fortuna pasó de 65.000 millones a solo 18.700 millones de dólares tras el "criptoinvierno", y Binance es investigada por la SEC, l Departamento de Justicia de EE. UU., la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos y el Servicio de Rentas Internas. No es que le importe en lo más mínimo. “Realmente no sé cuál es mi valor neto. No me preocupa demasiado”, dijo a Forbes el año pasado.

También queda Michael Saylor. El empresario invirtió alrededor de 4.000 millones de dólares en Bitcoin con su empresa de software Microstrategy, que ahora se vio obligado a pedir prestados 205 millones de dólares contra su propio Bitcoin para comprar, oh sorpresa, más Bitcoin. Sus acciones cayeron un 56% desde marzo, pero aún así decidió esperar. " Bitcoin nos sobrevivirá a todos. Estoy bastante seguro de eso", afirmó.