En la serie "Gambito de Dama", el nuevo fenómeno de Netflix, la protagonista, Beth Harmon, visualiza las jugadas en el techo, ve cómo se mueven las fichas y se despliegan las posibilidades de partidas. Las integrantes de Damas Olímpicas, nombre del colectivo con el que se conoce a las jugadoras del Equipo Olímpico Argentino de Ajedrez Femenino,  se sienten identificadas con la metáfora porque les suele suceder algo similar: "Eso lo hacemos constantemente en la mente: tenemos que ver muchas jugadas para adelante, nos anticipamos a lo que va a suceder". 

La tira de siete episodios es uno de los éxitos del año en la plataforma. Hasta fue recomendada por Stephen King y Patti Smith, quien quedó tan fascinada que comentó en redes que la vería de nuevo. La producción cuenta la historia de una joven huérfana que desarrolla un talento extraordinario para este juego y se abre paso en el mundo masculino de los torneos profesionales. La historia transcurre en los años 60, pero, a pesar de los avances en materia de género, el eco de esas trabas para las mujeres siguen presentes. Así lo describen a BAE Negocios jugadoras destacadas del país y la región.

Actualmente son cada vez más las mujeres y niñas que se interesan por el ajedrez, si bien la proporción continúa siendo baja. "Hay más presencia femenina que antes, pero seguimos siendo muy pocas. A nivel mundial cerca del 10% del padrón federado somos mujeres. En el mundo sólo hay una mujer entre los 100 mejores del Ranking (%1). En Argentina los números son similares, sólo Carolina Lujan está entre los 100 mejores y en total no llegamos al 10% de los 8000 federados que hay en el país", puntualizan desde Damas Olímpicas, grupo integrado por la mencionada Carolina Lujan, Claudia Amura, Florencia Fernández, Ayelen Martinez y Marisa Zuriel, las cinco mejores jugadoras locales. Y agregan un dato revelador: "Hoy en día comienzan a aprender y jugar aproximadamente la misma cantidad de niñas y niños, pero con el tiempo muchas chicas dejan y se dedican a estudiar una carrera o a ser madres. Lo bueno del ajedrez es que después varias vuelven a la competencia".

A lo largo de sus carreras, estas jugadoras top conocieron la inclemencia de este entorno. "El ambiente sigue siendo muy machista. El ajedrez es un deporte milenario, las mujeres "aparecimos" a principios de 1900 ya que el juego-ciencia fue siempre un ambiente reservado exclusivamente para los hombres. Hoy en día se han logrado ciertos avances, como en la sociedad, pero todavía queda mucho por mejorar ", describen. En ese sentido, según destacan, la brecha de género se vuelve también económica: "la mayoría de nosotras no podemos vivir de nuestra profesión ya que las condiciones económicas no son las mismas que las que tienen los jugadores hombres. En torneos de igual jerarquía los premios son totalmente diferentes". De hecho, como Damas Olímpicas lograron que la Semifinal del Campeonato Argentino Superior Femenino tuviera premios en efectivo. 

Las jugadoras se entusiasman al hablar de la serie: "Logró conquistar al público en general, no sólo a las/los ajedrecistas y eso ya es muy importante para nuestro deporte. Hay partes que por supuesto no suceden en los torneos, por ejemplo: las partidas son pensadas, más en esa época que duraban 4 horas, y en la serie vemos que juegan 'al toque' como le llamamos nosotras, es decir que casi no piensan, y eso no sucede en la realidad". Se sintieron identificadas con los sentimientos que se reflejan como los nervios, la ansiedad, la bronca, los enojos y también con situaciones: "Cuando ella quiere aprender y el casero le dice 'las mujeres no juegan ajedrez', eso nos ha pasado; también tener que intentar participar sin recursos económicos, sin tablero incluso; tener que descansar antes de cada partida y no salir". Pero hay un aspecto en el que no encuentran similitud: a la protagonista la tratan bien. "En nuestro caso, cuando le ganábamos a hombres, se enojaban, nos decían que no sabíamos jugar, hasta nos han tirado las piezas, el tablero y roto la planilla", comentan, recordando sus comienzos.

Rompiendo mitos

La chilena Damaris Abarca es tetracampeona nacional, forma parte de la comisión femenina de la Federación Internacional de Ajedrez para América Latina y es presidenta de la Asociación de Mujeres Ajedrecistas Chilenas, que busca dar más cabida a las mujeres en el deporte del tablero. Brinda, además, charlas sobre el tema tanto en su país como en el extranjero. "Es un mundo muy masculinizado, muy de hombres", opina. "La diferencia de acceso que tenemos las mujeres es tremenda. Hemos ido incorporándonos paulatinamente. Recuerdo que, a medida que iba mejorando, escuchaba 'halagos' del tipo 'juegas como hombre', como si hacer algo bien fuese exclusivo de ellos".

Abarca reconoce que se sintió "bastante identificada" con "Gambito de dama". "Ese aprender mirando me llegó mucho. Lo de las revistas es algo que recuerdo de mi infancia. Nosotros teníamos revistas que no eran de segunda mano sino de tercera o cuarta. Llegaban a la librería del pueblo donde vivía y mi papá las compraba con esfuerzo. Íbamos haciendo los ejercicios. Soñábamos con un mundo súper grande, era como leer una novela, algo muy mágico. Me hizo acordar con mucha emoción mis primeros pasos. Después está el tema de viajar, ya de más grande, conocer lugares, gente, la competencia, los primeros campeonatos, la búsqueda de apoyo. Lamentablemente el ajedrez es un deporte con pocos patrocinadores". 

La ajedrecista cuenta que gracias a la serie le escribieron mujeres diciéndole que les gustaría aprender. "Me parece genial. Escuché muchas veces decir: 'yo nunca pensé que podría jugar'. Que la gente vea que una mujer puede jugar con 50 personas a la vez llama la atención e invita a que adultas y niñas se acerquen. Romper con esos mitos es muy lindo".

 En modo online

El domingo empiezan los Juegos Porteños 2020, que serán virtuales, y el ajedrez forma parte del cronograma. Durante la pandemia, este deporte, uno de los pocos activos en este contexto, no sólo se adaptó al formato online sino que tuvo un auge. "Se potenció a niveles sorprendentes. Hoy hay entre 30 y 40 torneos por día en distintas modalidades", comenta Alejandro Sass, presidente de la Federación Metropolitana de Ajedrez. De todas formas, agrega: "La idea es que vuelva el ajedrez a los clubes. Lo virtual no te da la sociabilidad". 

Sass se muestra entusiasmado con la serie y cuenta que por suerte creció el número de jugadoras mujeres. "Estoy comprometido con las políticas de género. Cuando se llame a las próximas elecciones de la Federación, el 50% de los cargos serán mujeres, aunque eso no esté en el estatuto", anticipa. "Hay que ser valientes y trabajar por la política de inclusión en todos los niveles".

El dirigente, que empezó a jugar a los seis años, dice que cuando era chico no veía mujeres en los ambientes de ajedrez. "Las que había, las cuidábamos. Queríamos que hubiera más chicas". Ya de adulto llegó a jugar una simultánea con la mismísima Judith Polgar, de Hungría, única en la historia que logró ubicarse en el TOP 10 mundial. Es una de las jugadoras destacadas por Damas Olímpicas, junto a Sofía y Susan Polgar, Pia Cramling, Maia Chiburdanidze, Nona Gaprindashvili, Vera Menchik, Sonja Graf y en Argentina, aún vigente (N° 2 del raking), la histórica Claudia Amura. Grandes ejemplos con las que se ilusionan muchas de las chicas que hoy están haciendo sus primeros movimientos en el tablero. 

Más notas de

Paula Boente

Industry: jóvenes en carrera en el mundo financiero

Industry: jóvenes en carrera en el mundo financiero

Vacaciones sobre ruedas: cambiar de paisaje

Vacaciones sobre ruedas: cambiar de paisaje

Bauleras inteligentes: espacio a medida para tiempos de home office

Bauleras inteligentes en tiempos de home office

Helados: un amor de verano que trasciende estaciones

Helados: un amor de verano que trasciende estaciones

The Crown: Thatcher y Lady Di, figuras de la temporada

The Crown: Thatcher y Lady Di, figuras de la temporada

Ajedrez: la avanzada de las mujeres

Ajedrez: la avanzada de las mujeres

Gambito de dama: título desabrido para una historia entrañable de ajedrez

Gambito de dama: título desabrido para una historia entrañable de ajedrez

The Undoing: el derrumbe de una vida perfecta

The Undoing: el derrumbe de una vida perfecta

Noche de brujas en versión virtual

Noche de brujas en versión virtual

La ola coreana: furor de multitudes

La ola coreana: furor de multitudes