Con un poco de ayuda de los especialistas médicos, es posible evitar caer en el lado oscuro de las Fiestas. Sí, es tiempo de disfrute. Sí, es tiempo de brindis y de comer rico. Pero también puede ser momento de exigencias y peleas. A continuación, algunas claves compartidas por la Lic. Fernanda Giralt Font, Subdirectora del Departameno de Psicoterapia y Coordinadora del Programa de Bienestar de Ineco.

  • Planificar, establecer objetivos y prioridades. Es esencial administrar bien el tiempo y poder destinar momentos para una pausa durante el día con el objetivo de restablecer nuestro equilibrio. Este consejo que sirve para todos los días, es más que nunca valioso en esta época en la que los compromisos se multiplican.
  • Aceptar las emociones y sentimientos que despiertan las fiestas en cada uno. No exigirse estar especialmente feliz, sobre todo si se ha sufrido la pérdida de alguien cercano o si las relaciones familiares no son fáciles.
  • Evitar los excesos para mantenerse alerta y con energía, intentando cumplir con todas las obligaciones. No abandonar la actividad física y mantener hábitos saludables. (una recomendación sumamente destacada por todos los profesionales, remarcando la importancia de dormir bien).
  • Mantener la flexibilidad y la asertividad. Expresar lo que queremos y podemos, así como aquello que no, sin agresiones. Una actitud valiosa para enfrentar contratiempos y la presión de los compromisos familiares.