Hacer turismo ya no es tan fácil como antes. Pero no hace falta ir demasiado lejos para descubrir edificios imponentes, esquinas con historia y probar platos nuevos. A pie, en tours privados o públicos, con guía o con recorridos armados para seguir por cuenta propia, es posible descubrir maravillas en la ciudad. Propuestas que favorecen el consumo en distintos barrios porteños e invitan a sentirse como extranjero disfrutando ese qué-sé-yo de las callecitas de Buenos Aires

Del arte urbano en Colegiales o Chacarita a contrucciones que son ejemplos de la arquitectura academicista o colonial, de una emblemática pizzería a la pequeña estatua de la Libertad en Belgrano que, según algunos historiadores, se alzó con anterioridad a la de Nueva York. Detalles que pasan desapercibidos si uno no les presta atención. 

El Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires lanzó una serie de circuitos para hacer a pie, autoguiados, por distintos barrios porteños. La propuesta fue pensada en un formato para esta época pandémica que evita las multitudes. Con puntos de interés vinculados a la cultura, la arquitectura y la gastronomía recorre al aire libre los barrios de Belgrano, Chacarita, Villa Crespo, Barracas, Colegiales, Puerto Madero (incluye atractivos en el Barrio Rodrigo Bueno), además de tres nuevos en el Casco histórico. Está logrando buena respuesta del público: las visitas generadas al sitio web y descargas de los cuadernillos han sido de más de 58.000. Próximamente se sumarán corredores verdes y se incluirán más adelante Caballito, Villa Urquiza, Almagro, entre otros. 

"La idea era hacer circuitos caminables, expandir el turismo a los barrios no tan tradicionales. Para mostrar que hay nuevas ofertas y propuestas. Tienen no sólo atractivos culturales y artísticos sino también gastronómicos. Se hicieron relevamientos, combina nuevas tendencias y lugares clásicos. Son propuestas que favorecen además el consumo en comercios de barrios",  comenta Soraya Chaina, gerente de ecosistema Movilidad Turística del organismo. 

Los circuitos se encuentran publicados en la web del organismo, https://turismo.buenosaires.gob.ar/es, y cuentan con un mapa online y un descargable offline con toda la información necesaria para lanzarse a la aventura como viajero urbano. Es gratuito.

En modo guía de turismo, Chaina cuenta a BAE Negocios algunos de las atracitvos de los circuitos, que llevan aproximadamente una hora y media. En Chacarita, el periplo comienza en el cementerio, que es el más grande de la ciudad pero no fue el primero. Tenía como ubicación original el parque Los Andes. Allí descansan artistas como Gardel y Cerati. "Lo innnovador y lo tradicional convive en el barrio", puntualiza y menciona en ese sentido la impronta de ser el distrito audiovisual, que se ve en sus murales de cine, que conviven con otros como el famoso "pandicornio". En lo gastronómico está la Pizzería Imperio, con homenaje a Carlitos Balá a partir de una visita que hizo el actor, la Fabrica de Churros de la calle Olleros, y lugares más modernos como  Sifón Sodería, epicentro del polo gourmet actual. Se recorre también Casa Amarilla: complejo donde vivió Carlitos Balá que es un tesoro de la construcción española.

Belgrano cuenta con dos circuitos. "Es bastante suculento. Se trata de un barrio tradicional de residencias y también tiene torres más modernas. Hay una convivencia de historia y de espacios verdes. Fue pueblo, después ciudad, sede de gobierno, y más tarde barrio de Buenos Aires. Tiene además una gran diversidad religiosa", destaca la especialista. Uno de los recorridos incluye el Santuario de schoenstatt, el Palacio Hirsch (que era de un coleccionista de arte muy importante cuyos herederos donaron sus obras al Museo de Bellas Artes), el mural de Norma Aleandro y la pequeña Estatua de la Libertad en Barrancas, donde está la glorieta. "Algunos historiadores dicen que es de 1874 y la de Nueva York es de 1875, pero no es comprobable. Las dos son de Frédéric Auguste Bartholdi", puntualiza. Para comer, se pasa por The Embers, la icónica hamburguesería conocida por sus aros de cebolla. El otro circuito va del Barrio Chino, al bajo, adentrandose en el jardín de las eculturas, con obras que rotan cada cuatro meses. Este tipo de curiosidades se repiten en cada rincón de los barrios. 

Arquitectura y misterio 

Para quienes prefieren visitas guiadas y temáticas hay varias propuestas privadas, que se tuvieron que adaptar a las limitaciones de pandemia. BArquitur es ideal para amantes de la arquitectura. En este momento, su fundadora, Cintha Acher, está ofreciendo paseos peatonales en grupos de no más de tres personas para garantizar la distancia social. Tienen una duración aproximada de dos horas. Uno de los más pedidos es el de la Belle Époque, tour que va desde la avenida Alvear hasta plaza San Martín por los palacios aristocráticos, exponentes del academicismo. "Siempre hablo de arquitectura dentro de un contexto socio cultural y económico", explica esta arquitecta y guía. Se puede recorrer además San Telmo Colonial, con ejemplos del estilo italianizante y contrapuesto al representativo de la aristocracia, y el tour de Diagonales, desde Plaza de Mayo al Barolo, con ejemplos de Art Nouveau y Art Decó, donde la especialista cuenta sobre la importancia de la cúpula como símbolo del poder de la burguesía. Tienen un valor de $3200 en total. Para quienes se quedan con ganas de más, hay cursos online de cinco clases ($3600).

" Buenos Aires es abosultamente ecléctica. Encontras diferentes periodos arquitectónicos que conviven en una armonía absoluta, es una de las ciudad más ricas de latinoamerica porque tiene no sólo la aquitectura colonial sino también la influencia de Europa", destaca Acher. 

Los tours en bus de Buenos Aires Misteriosa que organiza Zigiotto Viajes ya son un clásico y hasta se contratan para cumpleaños. Con la pandemia la capacidad se vio limitada, pero tienen opciones para hacer a pie o en bus. El 27 se hará tour Barracas misteriosa, con historias de crímenes y leyendas urbanas, en un recorrido de 10 cuadras caminando por el barrio. En tanto, el 28, será por las casonas de Belgrano R. Duran cerca de dos horas y media y tienen un valor de $300. Los que son en bus, que se hacen viernes y sábados, tienen un costo de $680.Según cuenta Diego Zigiotto, también están lanzando un circuito "Conociendo la nueva Buenos Aires", que abarca obras como el Paseo del Bajo y el Centro de Convenciones de Recoleta. 

Propuestas para salir de la rutina, lograr que la curiosidad le gane al hábito y desentrañar los secretos de una ciudad fascinante. 

Más notas de

Paula Boente

Anya Taylor-Joy: películas y series donde ver a la ganadora de los Golden Globes

Anya Taylor-Joy: películas y series donde ver a la ganadora de los Golden Globes

Detrás de sus ojos: el éxito de Netflix que causa debate con su final

Detrás de sus ojos: el éxito de Netflix que causa debate con su final

El boom del comercio electrónico: creció 124% y sumó más de un millón de compradores en 2020

El boom del comercio electrónico: creció 124% y sumó más de un millón de compradores en 2020

Campari empieza a producir en el país el espumante que acompaña al Aperol Spritz

Producirán en el país el espumante que va con el Aperol Spritz

Cuánto sale una noche en el Hotel Cecil

El Stanley Hotel en el que se inspiró El Resplandor y que algunos dicen que está embrujado

Buenos Aires con ojos de turista: recorridos por los barrios

Buenos Aires con ojos de turista: recorridos por los barrios

True crime: cinco series sobre estafas millonarias

True crime: cinco series sobre estafas millonarias

Mercat de Villa Crespo: nuevo espacio gastronómico con apuesta por los emprendedores

Mercat de Villa Crespo: una apuesta por los emprendedores

Lanzan una academia de hackers

Lanzan una academia de hackers

San Valentín: guía con opciones para festejar el amor

San Valentín: guía con opciones para festejar el amor