Suntuosidad, lujo e historia por donde se mire. Los castillos medievales de Europa fueron aprovechados en más de una oportunidad como set de series y películas basadas en hechos reales o que narran historias de fantasía. Varios pueden recorrerse y alguno de ellos brinda incluso la oportunidad de alojarse en una de las recámaras. Para dormir como un rey.

Por primera vez, el castillo de Belvoir, que sirvió como locación para escenificar el castillo de Windsor en la exitosa serie The Crown además de aparecer en la película dramática de época The Young Victoria, abrirá las puertas de la Suite del Rey donde dos huéspedes tendrán la posibilidad de recibir el 2020. Desde hoy, a través de la plataforma de alquileres temporarios Airbnb se podrán reservar tres estadías de una noche, los días 31 de diciembre, 11 de enero y 25 de enero. Serán invitados de la duquesa de Rutland y su familia. La experiencia comenzará por la tarde, con un delicioso té servido exactamente en el mismo lugar donde se dice que la tradición de la hora del té se originó en la década de 1840. El precio es de u$S 334 por noche. Aunque es un valor alejado del presupuesto de la mayoría de los argentinos en este momento, se puede curiosear en el sitio las instalaciones.

Este magnífico palacio no es el único con aura cinematográfica. Alnwick Castle, al norte de Inglaterra, se convirtió en el colegio Hogwarts en las dos primeras películas de Harry Potter, en las que fue escenario de más de un vuelo de escoba. Puede visitarse de marzo a octubre pagando un ticket de 8 libras (comprando online 10% de descuento).

Quienes se quedaron fascinados con la película de Downton Abbey, que está en estos momentos en cartelera, pueden visitar el Castillo de Highclere, lugar en el que se filmó la serie. Situado en 1000 acres de parque, esta mansión de la época victoriana sigue siendo el hogar del conde y la condesa de Carnarvon. Abre sus puertas al publico en los meses de verano. Se puede tomar un té en la cafetería, pasear por los jardines y conocer los elegantes interiores.

Los millones de fanáticos de Game of Thrones tienen varias sitios donde rendir homenaje a esta serie que llegó a su final en 2019. Uno de ellos es el Castillo Almodóvar del Río, en España, que se convirtió en Highgarden (altojardín), hogar de los Tyrell, y Casterly Rock. La fortaleza andaluza puede visitarse: hay tours teatralizados y hasta un recorrido específico sobre la tira de HBO, en la que pueden verse los trajes de los personajes.

Un poco más cerca, el Castillo Guerrero de Domselaar, en la provincia de Buenos Aires, sirvió de locación para la reciente película "El cuento de las comadrejas" de Juan José Campanella. Hace unos meses fue puesto en venta. El lugar puede recorrerse. Hace una semana se realizó la última visita del año pero prometen reabrir en febrero.

Más notas de

Paula Boente

Piscinas porteñas: chapuzón de verano

Cómo pasar el verano en busca de un chapuzón

Avenue 5: odisea alocada de turismo espacial

Hugh Laurie, de Dr. House a capitán de un crucero espacial de lujo en Avenue 5.

Piedra libre: rincones de Argentina para descubrir

Cono de Arita, en la provincia de Salta

Más cerca del cielo: bares de altura

Más cerca del cielo: bares de altura

Drácula: el enigma del príncipe de las tinieblas

Drácula, terror gótico en clave policial

Tendencias Fitness 2020: poner el cuerpo en acción

Tendencias Fitness 2020: poner el cuerpo en acción

Sidra, para brindar todo el año

Sidra, para brindar todo el año

The capture: gran hermano y fake news, en un thriller inquietante

Por su trama de tensión ajustada algunos la comparan con otro éxito británico: Bodyguard

El cubo de Rubik, un invento accidental que se convirtió en regalo estrella de las Fiestas

El cubo de Rubik: uno de los regalos estrella de las fiestas

Cuerpo y mente: cómo evitar el estrés de fin de año

Cómo evitar el estrés de las fiestas de fin de año