El trabajo de astronauta es uno de los más demandantes del mundo. Requiere años de entrenamiento, aun más años de estudio y una destreza física que permita moverse sin gravedad entre cables y máquinas. Por si todo esto fuera poco, la comida disponible en el espacio está deshidratada y debe agarrarse con arneses. Por todo esto, la NASA está dispuesta a pagar hasta 500.000 dólares a quien logre idear un sistema para cultivar y cosechar alimentos en el espacio.

La agencia espacial estadounidense, en sociedad con su par canadiense, realizó un concurso denominado Deep Space Food Challenge, en el que quienes participen podrán ganar dinero en efectivo por sus ideas en transporte, la producción y la distribución de alimentos frescos en el espacio.

¿Por qué hace el concurso? Durante años, la NASA intentó y fracasó varias veces en cultivar alimentos en el espacio como verduras, rábanos y varios nutrientes cultivados con levadura, ya que las naves tienen recursos y espacio muy limitados y tampoco los astronautas cuentan con tiempo para cultivar y preparar la comida.

Para participar, es necesario eviar una presentación con ideas deben antes del 30 de julio en el siguiente link:

Después del 30 de julio la NASA votará una idea ganadora. En la primera fase, hasta 20 equipos con la mejor puntuación recibirán 25.000 dólares cada uno antes de competir en la Fase 2, en donde los premios ascienden hasta el codiciado medio millón de dólares.

La dificultad de comer en el espacio

La científica principal de la NASA en tecnología alimentaria avanzada, Grace Douglas, aseguró que, si bien la NASA tiene conocimientos y habilidades en el área de alimentos, comprende que la tecnología y las ideas existen fuera de la agencia.

Douglas explicó que los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional reciben varias veces al año vehículos que traen frutas y verduras frescas, y otros artículos especiales resistentes. Sin embargo, la incomodidad y los gastos que esto significa llevaron a la NASA a buscar formas de producir alimentos en el espacio, que incluyeron un crecimiento limitado de verduras y rábanos o el cultivo de levaduras en órbita, que producen nutrientes que podrían complementar la dieta de los astronautas.

Así se come en el espacio

Durante la era de Apolo, en la que múltilples misiones fueron enviadas a la luna, los astronautas contaban con agua caliente para mantener las comidas hidratadas. Sin embargo, esta solución no alcanza para misiones de más de diez días, por lo que la agencia busca respuestas alternativas.

El objetivo de la NASA es poder producir comida fresca en el espacio antes de que los humanos lleguen a Marte, algo que requeriría de 500 días entre ida y vuelta para llevar y traer alimentos. El hombre todavía no llegó a Marte, pero tampoco pudo comer una ensalada fresca en el espacio. En este momento, todavía no está claro cual de los dos hechos sucederá primero. 

Las cinco comidas que los astronautas no pueden ingerir en el espacio

 
  1. Pan: El programa espacial ha evitado durante mucho tiempo el pan, ya que a menudo carece de la estructura y la vida útil necesarias para funcionar como alimento espacial. En cambio, los astronautas suelen utilizar tortillas.
  2. Alcohol: Los exploradores espaciales rusos, conocidos como cosmonautas, tienen una larga tradición de consumir cantidades limitadas de alcohol en el espacio, pero a los astronautas de la NASA se les prohíbe tomar una copa en el espacio.
  3. Sal y pimienta: La sal, la pimienta y otras especias y condimentos granulares pueden causar un gran lío en la microgravedad. En cambio, la NASA ha desarrollado alternativas líquidas para que las utilicen los astronautas.
  4. Gaseosas: La carbonatación en bebidas como las gaseosas actúa de manera diferente en el espacio que en la Tierra. Como resultado, las burbujas de dióxido de carbono permanecen dentro del líquido en lugar de ser liberadas como gas para un pop efervescente. Esto puede causar molestias digestivas a los astronautas y, como resultado, Coca-Cola y Sprite permanecen en la Tierra.
  5. Helado de Astronauta: El "Astronaut Ice Cream" es uno de los souvenirs más populares de las tiendas de regalos orientadas a la ciencia de todo el mundo, pero no hay evidencia de que alguna vez haya volado en el espacio. Debido a la naturaleza frágil y quebradiza del helado deshidratado, podría interferir con el equipo sensible y crear un ambiente polvoriento en microgravedad.