Malbec es la cepa con la que más se identifica a los vinos argentinos en todo el mundo. Nuestro país es líder en producción a nivel global. Hay muchos motivos para celebrar a esta cepa afamada que llegó hace más de un siglo y medio desde Francia y hoy se cultiva y se bebe en estas tierras del sur. 

Este sábado 17 de abril es el Día Internacional del Malbec (#MalbecWorldDay,) una fecha que siempre es motivo de festejo para la industria del vino local. La producción de Malbec en Argentina marcó un incremento del 52% en la última década, según datos del INV, y representa cerca del 39% del total de las tintas. En la actualidad, la superficie cultivada en el país supera las 45 mil hectáreas, lo que equivale a casi ocho veces el tamaño de la ciudad de Manhattan (Nueva York).

La uva Malbec fue traída a Argentina en 1852 por Michel A. Pouget, Ingeniero Agrónomo francés contratado por el gobierno nacional. Precisamente un 17 de abril, pero de 1853, se presentó un proyecto con vistas a fundar una Quinta Normal para funcionar como predio experimental en Mendoza - inspirada en la Escuela Normal de París - y una Escuela de Agricultura. El Malbec se adaptó rápidamente a los diversos terruños que ofrece la geografía del país y comenzó a producir vinos incluso mejores que los de su tierra natal. 

En 1863 la filoxera destruyó la viticultura francesa y la Argentina se convirtió en el único país en el que se encuentran cepas originales de Malbec provenientes de Francia. Mendoza concentra el 86% de los cultivos de esa variedad.

Ivana D'Agostino, sommelier de Vinosfera Wine Gallery, comparte en un informe elaborado por la empresa Fanbag algunas definiciones: "Si hablamos de características generales, podemos decir que es un vino muy amable, fácil de beber. Aunque comparten el mismo ADN, a diferencia de su "prima" francesa de la región de Cahors -con un terroir que imprime al vino un carácter más vegetal, menos frutado- y lo obliga a amalgamarse en barrica, nuestro Malbec, de taninos muy redondos y carácter frutado, puede lanzarse al mercado joven, con un breve paso por madera". Cuenta que la cepa Malbec se enamoró de nuestro clima impregnando en su sabor las características propias de cada región. Por ejemplo, en un "Malbec de altura" como el de la región del Valle de Uco, se encuentra un costado floral muy delicado que recuerda a las violeta.

El Valle de Uco representa el 40% del total del Malbec de Argentina. De allí provienen muchas de las etiquetas que disfrutamos en casa en los rincones del país. Entre los atributos de este terruño están sus bajas temperaturas y sus suelos de gran permeabilidad, que tienen como resultado Malbecs más concentrados, en los que predomina la frescura y la mineralidad.

"Tanto en las nuevas alturas del Valle de Uco como en los viñedos plantados hacia ambas riberas del río Mendoza, lo que predomina es el malbec, y con esa variedad se producen hoy algunos de los tintos con más carácter que se puedan encontrar en Sudamérica ", señala el chileno Patricio Tapia, columnista de revista Wine & Spirits Magazine de Nueva York y autor de la guía de vinos sudamericanos Descorchados,  es uno de los críticos más importantes de la región. El especialista destaca: "Un paso muy importante que ha dado Argentina es mover al Malbec de un lugar en donde primaba el estilo enológico a un lugar en el que lo que importa es el sentido de origen.  Todo esto recién comienza y la diversidad que hoy muestra el Malbec será mucho mayor en el futuro. ¿Techo? No tengo idea. En Barolo, ¿hay un techo para el Nebbiolo? En Borgoña, ¿hay uno para el Pinot Noir".

Orgullo en cada copa

El Malbec brilla en el mercado internacional con un total de 128.828.560 litros de producción nacional exportados en 2020. Si bien las ventas al exterior se fueron diversificando con los años, el 45,87% del total exportado es sólo Malbec y 119 países recibieron al menos un envío de Malbec durante 2020, según datos de  Wines of Argentina (WofA), entidad a cargo de la promoción del vino argentino a nivel internacional. "Es la cepa es insignia del país, la que nos representa, la que más se produce en el país desde el 2011, la que exportamos y con la que hemos ganado y seguiremos ganando premios", indica Gonzalo Álvarez, socio de DOC Bar de Vinos. A la hora de definirlo, no ahorra en elogios: "Es una cepa súper versátil, bien equilibrada, va muy bien con los platos típicos argentinos como el asado, las empanadas y picadas, creo que por eso nos gusta mucho esta cepa, además de que se da muy bien en nuestros suelos, son gustos que nos hacen bien familiar. Es un vino frutado y al tener tanta extensión, los malbec de cada región tienen sus propios perfiles y es por esto que es interesante probar diferentes".

Hoy se ve cada vez más gente interesada por probar, aprender y conocer de vinos. En cierto sentido, el Malbec es la primera parada obligada. "A la gente le interesa ir y probar y empezar a saber un poco más de este mundo. Hay una tendencia fuerte y que se verá más reflejada el año que viene, cada vez hay más lugares de vinos con muy buenas opciones", explica Álvarez. Puntualmente respecto a esta cepa, el especialista comenta: "Si nos fijamos en los supermercados hay muchas opciones de esta cepa que en cualquier otra vinoteca, porque es la puerta de entrada", agrega. 

Los orgánicos dan la nota

En Argentina se consumen más de 160.000 litros de vino orgánicos y en los últimos dos años la exportación de este tipo de etiquetas creció más de un 30%. La avanzada de los orgánicos tiene como protagonista a esta cepa. De las casi 5.000 hectáreas certificadas en ese rubro se estima que más del 70% son de uva Malbec orgánica.

Más del 90% de los vinos certificados como orgánicos se exportan, siendo la Unión Europea y Estados Unidos sus principales mercados. El mayor importador de vino certificado argentino es Dinamarca, seguido por Suecia, Reino Unido, Canadá y Países Bajos.

"Cada vez son más las bodegas que apuestan a la elaboración de vinos orgánicos y sustentables, no sólo por el compromiso medioambiental, sino también por la alta calidad que otorga este tipo de elaboración en la que no se utilizan aditivos de origen sintético", agrega el periodista Pancho Barreiro, cocreador de VIOS Vinos más Sustentables.

La fecha es una gran oportunidad para explorar los matices de una cepa clásica local, siempre renovada.

Guía de maridaje para paladares inquietos

Recomendaciones de la sommelier Ivana D'Agostino: "Si optamos por un Malbec sin madera, joven, fresco y frutado, lanzado al mercado en su primer año, podemos combinarlo con una ensalada fresca que incluya tiras de lomo: la carne siempre marida a la perfección con el vino tinto.

Si el vino es más robusto, de cuerpo medio a estructurado, y con paso por madera y más intensidad, podemos elegir un plato con más proteínas como un Goulash".

Para veganos y vegetarianos, el consejo es maridar con platos a base de legumbres o palta. 

Más notas de

Paula Boente

El inocente: la serie española que es el nuevo y adictivo fenómeno de Netflix

El inocente: la serie española que es el nuevo y adictivo fenómeno

The Handmaid's Tale: violencia sin fin y una rebelión que alza la cabeza

The Handmaid

Día del animal: compañeros fieles en pandemia

Día del animal: compañeros fieles en pandemia

Bicimanía: salidas para conquistar la ciudad sobre dos ruedas

Bicimanía: salidas para conquistar la ciudad sobre dos ruedas

Sombra y hueso: la puja entre la luz y la oscuridad en una fantasía épica de Netflix

Sombra y hueso: la puja entre la luz y la oscuridad en una fantasía épica de Netflix

Mare of Easttown: Kate Winslet deslumbra como detective de pueblo

Mare of Easttown: Kate Winslet deslumbra como detective de pueblo

Día del Malbec: celebrar la cepa que es emblema nacional

Día del Malbec: celebrar la cepa que es emblema nacional

Liderazgo en la segunda ola: cómo influyen las emociones en la toma de decisiones

Liderazgo en la segunda ola: cómo influyen las emociones en la toma de decisiones

Early dinner: restaurantes alientan la costumbre de cenar temprano

Early dinner: restaurantes alientan la costumbre de cenar temprano

Con el kimchi como protagonista, llega el Festival de gastronomía coreana

Con el kimchi como protagonista, llega el Festival de gastronomía coreana