A tono con los últimos avances del siglo XXI, la tecnología ganó protagonismo en esta epidemia de Coronavirus que tiene en alerta al mundo. Con China y Corea del Sur a la cabeza entre las grandes potencias que cuentan con desarrollos de primer nivel y además fueron epicentro del brote, se vieron decenas de usos creativos de la inteligencia artificial, la ciencia de datos y la robótica en la lucha contra la enfermedad.

En la ciudad de Wuhan, pueden verse robots desinfectantes, cascos inteligentes (pueden medir la temperatura de las personas en un radio de metros), drones equipados con cámaras térmicas y hasta un avanzado software de reconocimiento facial. En China y Corea del Sur se lanzó incluso una aplicación que funciona como detector de contacto cercano: le dice a los usuarios si han estado cerca de una persona que ha sido confirmada o sospechada de tener el virus. En Estados Unidos, desde el primer minuto, los médicos se han comunicado con el paciente cero a través de un robot llamado Vici que cuenta con una pantalla, altavoces y un micrófono.

El propio presidente chino Xi Jinping hizo un llamado al sector tecnológico del país que ayude a combatir el covid-19. "En la batalla contra Covid-19, hay diversas tecnologías emergentes que han realizado inmensas contribuciones de una manera inesperada, creativa y sorprendentemente receptiva", dijo Lu Chuanying, un alto funcionario de Global Cyberspace Governance, una empresa con sede en Shanghái, en un artículo de la BBC.

Varias empresas chinas han desarrollado tecnologías automatizadas para llevar paquetes sin que haya contacto entre humanos. Empezaron a usar robots capaces de abrir y cerrar puertas y tomar el ascensor de manera autónoma para entregar medicamentos a los pacientes, según la televisión pública china CGTN. También para pulverizar desinfectantes o realizar funciones de diagnóstico básicas a fin de minimizar el riesgo de infección.

Según la publicación británica, Alibaba, el gigante chino del comercio electrónico, afirma que su nuevo sistema de diagnóstico basado en inteligencia artificial puede identificar una infección por coronavirus con una precisión del 96%.

Las cámaras de reconocimiento facial son comunes en China, y ahora las compañías están actualizando el software para escanear multitudes en busca de gente con fiebre, identificar a las personas que no usan máscaras y controlar a los pacientes que deberían estar en cuarentena. Desde que envió su primer lote de cámaras térmicas al área más afectada de Wuhan, la solución térmica de la empresa Dahua Technologies se implementó en miles de sitios, incluidos centros de transporte, complejos comerciales, bancos, parques empresariales y otros lugares. Para reanudar su actividad con tranquilidad, muchas empresas instalaron estas cámaras.

Herramientas que moldean la forma en que se vive una epidemia de la nueva era.