Mientras el termómetro supera los 30 grados en Buenos Aires y la Navidad se vive con ventilador, los seguidores del "team invierno" pueden soñar con el frío en este recorrido por hoteles de hielo del mundo. Promete ser la experiencia perfecta para quienes aman el frío.

La plataforma Booking.com, elaboró una lista con algunos de estos hospedajes para quienes quieren refrescarse por un rato del calor. Los precios por la habitación doble parten de US$300.

El Snow Hotel en Kemi, Finlandia, ofrece cuartos frescos hechos de hielo y nieve. Las camas están cubiertas con pieles de cordero y bolsas de dormir con interior de lana. Además, este hotel ofrece experiencias como un castillo de nieve, una capilla de nieve para casamientos, varias esculturas con efectos de luces y una galería de piedras preciosas.

Recluido entre lagos y colinas al norte de Suecia, el Icehotel vuelve a construirse cada invierno boreal con nieve y hielo del río Torne. Cuenta con muebles de hielo esculpidos a mano por artistas de todo el mundo. Se duerme en bolsas de dormir térmicas sobre camas cubiertas en pieles de reno. Toda la zona alrededor de Jukkasjärvi se destaca por las actividades invernales al aire libre, como ir de paseo en trineos tirados por perros.

El Sorrisniva Igloo Hotel en Noruega es una estructura impresionante de 2.000 metros cuadrados con temperaturas de entre -4° y -7°C. Los huéspedes amantes del arte no pueden perderse las esculturas de hielo que se pueden apreciar por todo el alojamiento. Se puede participar de safaris en motonieve para explorar la magia invernal de los alrededores.

Con sus tres bares temáticos, un tobogán de hielo y una capilla de hielo para 70 personas, el Hotel de Glace en Saint-Gabriel-De-Valcartier, Quebec, es el único hotel de este tipo en el Norte de América.

Blacksheep, en Francia

El Blacksheep village Igloo La Plagne, en Francia, tiene una vista preferencial del icónico Mont Blanc y es una opción ideal para los viajeros que busquen combinar una estadía en un iglú con un viaje de esquí. Ubicado cerca de estaciones de esquí, permite experimentar varias actividades al aire libre como los deportes olímpicos bobsleigh y luge.