En un año donde el mundo se vio sacudido por la pandemia del coronavirus (Covid-19), incendios, huracanes y sucesos inéditos, ahora se suma la posibilidad de una segunda luna. Aunque suene imposible, este fenómeno podría suceder entre octubre de 2020 y mayo de 2021. Es que el portal Science Alert advirtió que un cuerpo celeste denominado 2020 SO, atraído por la gravedad terrestre, entraría en la órbita de la Tierra y se convertiría en una "miniluna" por nueve meses.

Según explican los científicos, de vez en cuando un objeto más pequeño es capturado temporalmente en la órbita de nuestro planeta, y permanece durante un corto período de tiempo, unos meses o años, antes de ser arrojado de regreso al espacio.

Este cuerpo pasajero cuenta con una inclinación muy baja con respecto a la órbita de la Tierra y su velocidad es mucho menor que la velocidad de un asteroide. Los objetos que provienen de la Luna tienen una velocidad menor que los asteroides, pero 2020 SO es incluso más lento que las rocas lunares. El tamaño estimado de este cuerpo es de entre 6 y 14 metros de largo.

La órbita que trazaría el 2020 SO

De qué está compuesta la probable "segunda luna"

Los científicos se debaten si se trata de un asteroide que se mueve muy lento o de basura espacial. Algunas teorías aseguran que podría tratar de los restos del cohete Surveyor 2 Centaur que se lanzó la NASA en 1966.

"La muy baja velocidad de encuentro con la Tierra 0,6 km / seg es incluso baja para la eyección lunar. Por lo que es poco probable que sea un cuerpo natural, incluso eyecta lunar, más probablemente basura espacial", aseguró Alice Gorman, arqueóloga espacial de la Universidad de Flinders en Australia.

Su tamaña coincide con el Surveyor 2 Centaur. Sin embargo, por el momento se trata de una especulación y no hay pruebas que lo confirmen. Por lo tanto, todas las hipótesis se podrán confirmar cuando en unas de sus vueltas pase más cerca de la Tierra, instancias en las que telescopios terrestres podrán definir si es o no uno de los cohetes del Atlas.:

  1. La primera será el 1 de diciembre (a 50.000 km)
  2. La otra será el 2 de febrero (a 220.000 km)

Las otras "minilunas" y sus peligros

Las llamadas "minilunas" y nuestro planeta ya han convivido en tiempos pasados, como la de 2006 RH120, la cual también llegó en 2007 y la 2020 CD3, que apareció en la órbita terrestre de 2018 a 2020.

Ahora, con la detección del 2020 SO, aclararon que el objeto no representa ningún peligro pero esas distancias, particularmente a velocidades lentas, pueden ser suficientes para estudiarlo más de cerca y determinar qué es.

El acercamiento del 2020 SO no representa un peligro para la Tierra

Si es un asteroide, se trataría de una roca realmente extraña que demostraría que los asteroides pueden moverse inesperadamente como etapas de cohetes.