Tiempo atrás los argentinos no sabíamos demasiado sobre Corea. Hoy las bandas de K-pop irrumpen en las redes sociales con sus videos de alta definición, las series coreanas (K-dramas) tienen categoría propia en Netflix, las películas de esas tierras arrasan en los Oscar (Parásito) y los restaurantes locales cada vez adoptan más ingredientes de la gastronomía de ese país, como el emblemático kimchi.  En las próximas semanas habrá dos festivales, uno de comida y otro de cine, para adentrarse aún más en esta fascinante cultura. 

"El boom por la industria cultural coreana fue bautizado a finales del siglo XX en China como 'Hallyu', que significa ola coreana. Ese término se popularizó como sinónimo de la potencia de Corea en el pop, las películas y series, pero también alcanza a la gastronomía, a las artes clásicas y más expresiones", señala a BAE Negocios Moonhaeng Cho, Director del Centro Cultural Coreano (CCC). Según explica, esto se debe a "un trabajo de largo plazo del gobierno coreano y de distintos agentes en la República de Corea, que incluye a personas y empresas, que desde hace tres décadas trabajan de manera sostenida en políticas para el desarrollo de la industria cultural. Se puede vivir como un fenómeno del momento pero en realidad tiene raíces profundas en un trabajo y esfuerzo realizado durante mucho tiempo".

Esa chispa que iluminó las producciones coreanas en todo el mundo prendió también a nivel local con fuerza. Según comenta el funcionario, desde el 2006 el CCC no sólo vio crecer el interés por la cultura coreana en los argentinos, sino que también fue parte de generar esa curiosidad. "Nuestra institución se instaló en Buenos Aires por considerar a la ciudad como la capital cultural de la región y, desde esa fecha, es la principal usina de difusión de la cultura coreana y de la integración entre nuestros países", puntualiza. El espacio puso en marcha muchas actividades y todas crecieron de manera exponencial: las clases de idioma, de cocina, de danza y de otras disciplinas tienen siempre el cupo lleno. "Hay una demanda muy fuerte, mucho de eso es impulsado por el acercamiento a través del K-pop y los K-dramas, que luego derivan en interés por otros aspectos de Corea", agrega.

A través de la web del Centro Coreano (cccoreano.org) y sus redes se pueden seguir las actividades que en las próximas semanas tendrán entre lo más destacado al Festival HAN CINE y al Festival Hansik. Además de este espacio oficial, los fans de esta cultura, especialmente del K-pop, suelen compartir sus videos preferidos en otras páginas como Estudios Hayllu en Argentina. 

A pedir de boca

La gastronomía es sin duda una forma de conocer la cultura de un país. Tanto los fanáticos de la cocina coreana, que no son pocos, como los paladares inquietos que están dispuestos a probar sabores distintos tendrán la oportunidad de participar de la 6ta edición del Festival Hansik, el festival de gastronomía coreana.

Se realiza del 26 de octubre al 1 de noviembre. Tendrá un lanzamiento online el lunes ( a cargo de Gabriel Presello,  responsable de la gestión cultural del CCC), masterclasses y un concurso de cocina (K-FOOD MASTER) que buscará a la nueva promesa argentina de gastronomía coreana con los chefs Roberto Petersen, Lis Ra y la actriz Srta Lee como jurados. Compiten seis participantes elegidos entre los alumnos del CCC.

Además, se ofrecerán menús promocionales coreanos en más de treinta restaurantes de la ciudad. Podrán pedirse para delivery o take away, como así también habrá locales habilitados con mesas en sus patios o veredas. Algunos de los restaurantes participantes son: Kyopo, Chung, Daonda, Fa Song Song, Una canción coreana, Yugane, Sura, entre muchos otros. 

Repleta de sabores, aromas, y colores, la semana contará con una importante presencia en redes sociales con el fin de seguir difundiendo la riqueza del Hansik, la comida coreana. Será una gran oportunidad para disfrutar de mucho Kimchi, el famoso alimento fermentado patrimonio cultural inmaterial por la Unesco, pero además, para descubrir nuevos platos como los clásicos Bulgogi, Bibimbap, Japchae, Mandu, Galbi y la Street food coreana. 

"La comida coreana encanta por su balance y equilibrio. En Corea solemos decir que la comida es medicina, ya que lo comemos se vuelve parte de nosotros y debe complementarnos. Por eso la verdadera cocina coreana ofrece una multiplicidad de ingredientes, sabores, texturas y colores en perfecta armonía. El kimchi en particular es un alimento emblemático de los coreanos. Nos acompaña en cada comida como el pan. Es un alimento fermentado que, aunque varía en tipo según la región, hace muy bien a la salud ya que tiene propiedades únicas", explica Moonhaeng Cho. Consultado acerca de los cruces que comienzan a darse con la gastronomía local, comenta: "Muchos inmigrantes coreanos o descendientes ya imprimieron una manera autóctona de expresar la cultura culinaria coreana con mucha influencia argentina. A mi me gusta comer asado con kimchi. Todavía hay mucho por experimentar entre nuestras tradiciones en la cocina".

Han Cine: veinte films de una industria poderosa

Entre el 2 y el 22 de noviembre tendrá lugar -de forma libre y gratuita- una nueva edición del Han Cine, en colaboración con el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, a través de la plataforma CineAr Play. Se trata de la séptima versión del festival dedicado exclusivamente al cine coreano. La modalidad online de este año permitirá ampliar la extensión al resto del país.

 La muestra contará con 20 títulos, de distintos géneros y estilos, desde comedias románticas y dramas, hasta documentales, animación y cine independiente. 

 Destacan "El lector de rostros", de Han Jae-rim, y "Un taxista: los héroes de Gwangju", de Jang Hoon, ambas protagonizadas por Song Kang-ho, actor estrella del la aclamada "Parásito".

 Como muestra del cine de acción que se realiza en Corea podremos ver "Escuadrón de alta velocidad" y "Gangnam Blues". Habrá también películas bélicas ("Frente de batalla"), policiales ("Diario de un asesino", "Crímenes ocultos"), una selección del Festival de Cine Independiente de Seúl y éxitos de taquilla como "El gran golpe y Asesinato".

"La industria audiovisual coreana es de las más potentes del planeta y pasa por el mejor momento de su historia", asegura Moonhaeng Cho, Director del Centro Cultural Coreano. "Las series fueron muy importantes para popularizar este campo a finales del siglo XX y principios del siglo XXI, ya que fueron los primeros productos culturales que se popularizaron en Asia y que impulsaron la ola coreana. En el caso del cine, surgió la Nueva Ola de directores coreanos, que incluye a Bong Joon-ho, director de "Parásito", pero no acaba con él, sino que incluye a Park Chan-wook ("Oldboy"), Lee Chang Dong ("Burning") y Kim Ki-duk ("Hierro 3"), entre otros realizadores". 

Más notas de

Paula Boente

Industry: jóvenes en carrera en el mundo financiero

Industry: jóvenes en carrera en el mundo financiero

Vacaciones sobre ruedas: cambiar de paisaje

Vacaciones sobre ruedas: cambiar de paisaje

Bauleras inteligentes: espacio a medida para tiempos de home office

Bauleras inteligentes en tiempos de home office

Helados: un amor de verano que trasciende estaciones

Helados: un amor de verano que trasciende estaciones

The Crown: Thatcher y Lady Di, figuras de la temporada

The Crown: Thatcher y Lady Di, figuras de la temporada

Ajedrez: la avanzada de las mujeres

Ajedrez: la avanzada de las mujeres

Gambito de dama: título desabrido para una historia entrañable de ajedrez

Gambito de dama: título desabrido para una historia entrañable de ajedrez

The Undoing: el derrumbe de una vida perfecta

The Undoing: el derrumbe de una vida perfecta

Noche de brujas en versión virtual

Noche de brujas en versión virtual

La ola coreana: furor de multitudes

La ola coreana: furor de multitudes