Con una pandemia que obligó a millones de personas a quedarse en sus casas, muchos pudieron disfrutar de fenómenos astrofísicos desde la comodidad de sus hogares. Ya a mediados de noviembre muchas localidades realizaron aperturas y la movilidad comenzó a aumentar. Sin embargo, esta noche muchos podrían elegir permancer en sus casas. Es que la lluvia anual de meteoros de las Leónidas, formada por los restos del cometa Tempel-Tuttel, ocurrirá este año entre el 6 y el 30 de noviembre, pero vivirá su esplendor a partir de este martes. 

La lluvia de estrellas conocidas como Leónidas ocurre cuando la Tierra cruza la trayectoria orbital del cometa 55P/Tempel-Tuttle, que cubre su trayectoria orbital con escombros. Los escombros se vaporizan cuando ingresan a la atmósfera de la Tierra, y causan estrellas fugaces.

El fenómeno se repite cada año

Los expertos dicen que deben caer al menos mil meteoros por hora para que una lluvia se considere una tormenta, que dicen que ocurre aproximadamente cada 33 años, la cantidad de tiempo que tarda Tempel-Tuttle en orbitar el sol. El cometa libera escombros frescos con cada órbita, aumentando la probabilidad de una tormenta de meteoros.

La mayor lluvia de estrellas Leónidas jamás registrada fue en 1833, cuando se registraron hasta cien mil meteoros por hora. 33 años después, ocurrió una tormenta de estrellas en 1866. La última tormenta fue registrada en 2001. En este 2020, de acuerdo con expertos de la NASA, es poco probable que ocurra una tormenta.

Desde dónde ver las Leónidas

Según expertos, para una mejor observación del fenómeno es necesario estar en un lugar donde no llegue la iluminación urbana. Es decir que, cuanto menos luz, más meteoros se verán.

De todas maneras, las Leónidas tienden a ser bastante brillantes, por lo que se pueden apreciar a simple vista. Además, este martes la Luna tendrá una menor interferencia, por lo que la visualización de la lluvia será más clara. 

La lluvia de estrellas más grande fue en 1833

Cuándo ver la lluvia de estrellas

Según explican astrofísicos, el mejor momento para ver este fenómeno es entre las 00 del martes y las primeras horas de la madrugada. Aunque se estima que será más visible en México, aseguran que también será posible verlo en Argentina.

Cómo ver el fenómeno

Expertos recomiendan mirar hacia el Este, en donde se encuentra la constelación de Leo, para tener una mejor oportunidad de observar la lluvia de estrellas. Por otra parte, existen apps como SkyView y SkySafari facilita la ubicación de las constelaciones en el cielo.

Para una observación cómoda, se recomienda usar una silla reclinable y no fijar la vista en una estrella en particular, sino explora el área del cielo desde el noroeste hacia el este. Será óptimo mirar, pacientemente, a través de una amplia área del cielo y esperar a que aparezca una estrella fugaz.

Además, aquellas personas que disfrutan de este momento astronómico deberán acostumbrar el ojo a la oscuridad de la noche. Para eso, tendrán que mirar al cielo y esperar entre 20 y 30 minutos antes de poder ver claramente el cielo estrellado.

Los meteoros de las Leónidas son muy rápidos. Se destacan por sus tonos rojizos y la estela verde que dejan a su paso.

El otro fenómeno

Además, desde este lunes Marte dejará de desplazarse gradualmente hacia el oeste y cambiará de dirección hacia el este. Esta semana la Luna se moverá hacia Júpiter y Saturno, dos planetas que han estado presentes en el cielo nocturno durante meses.

La última ocasión para observar el triángulo formado por la Luna, Júpiter y Saturno será el jueves 19 de noviembre. Aunque esta vez, solo se podrá apreciar desde el continente europeo, mientras que desde Norteamérica parecerá asimétrico, con el satélite natural de la Tierra más cercano a Saturno.