En los últimos días, tres países ultimaron detalles para enviar, cada uno por separado, misiones espaciales con el objetivo de conocer más de cerca a Marte, uno de los planetas más cercanos a la Tierra. China, Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos se disponen a enviar naves hacia el espacio exterior, para que recorran más de 50 millones de kilómetros antes de llegar a su destino.

Todas las misiones son lanzadas en esta época ya que es el período donde se abre una "ventana" entre la Tierra y Marte, donde la distancia se reduce entre ambos planetas. Al tener que recorrer menos distancia, se puede reducir enormemente el gasto energético del viaje. Además, Marte tarda un año más en dar una vuelta al Sol que la Tierra, es decir que por dos vueltas de la Tierra hay una de Marte. Esto significa que cada dos años ambos planetas están del mismo lado del Sol, por lo que esta época es ideal.

Aunque hoy conocemos al llamado “planeta rojo” como un mundo desértico y frío, lo cierto es que no siempre fue así: tras décadas de exploración se ha sabido que en su historia temprana, Marte era muy diferente. Gracias a los rovers de la Nasa Spirit, Opportunity y Curiosity, se ha demostrado que el planeta podría haber tenido alguna vez exuberantes océanos de agua líquida.

"Perseverance", la nave de la NASA para llegar al planeta rojo

La  NASA ya tiene luz verde para el lanzamiento el próximo 30 de julio desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral (Florida), de Mars 2020, su misión más ambiciosa en nuestro planeta vecino. Para eso, se dispone a enviar a Perseverance, un sofisticado rover que investigará la posibilidad de la existencia de vida en el pasado.

Perseverance es una maravilla de la ingeniería

Del tamaño de una camioneta, el rover llevará un conjunto de herramientas de vanguardia diseñadas para hurgar y sondear tanto la superficie como la atmósfera marcianas, mientras busca los componentes básicos de carbono de la vida y otros signos de microbios pasados.

Perseverance pesa 1025 kg, contra los 899 kg de Curiosity; es de 2.7 metros de largo por 2.2 de alto, solo 13 cm. más grande que Curiositiy. Curiosity, además, demostró que en el pasado marciano existieron las condiciones para albergar vida, algo que Persverance buscará comprobar y profundizar.

Si todo va bien, "Perseverance" aterrizará en la superficie marciana en febrero de 2021 después de un viaje de siete meses y 55 millones de kilómetros y un descenso coreografiado a través de la escasa y tenue atmósfera marciana. Se prevé que descienda en "Jezero", un cráter de 45 Km de ancho al norte del ecuador de Marte.

Una vez allí, el rover realizará una serie de experimentos y recogerá muestras de rocas a medida que explora el cráter. Después las dejará almacenadas para su recolección dentro de varios años, por un rover aún no construido pero que ya se encuentra en estudios por la NASA y la Agencia Espacial Europea. De resultar, sería la primera vez que se tendrían muestras “frescas” desde Marte.

Ingenuity acompañará a Peseverance

La misión es un prodigio en cuanto a ingeniería. Bajo el módulo de aterrizaje de “Perseverance” se encuentra el mini helicóptero “Ingenuity”, que tiene como objetivo convertirse en el primer vehículo volador utilizado en otro planeta. La idea es que este dron proporcione una vista de pájaro que permita una mejor exploración en terrenos demasiado peligrosos o lejanos para explorar por el rover.

De descubrir algo, será necesario un análisis minucioso en los laboratorios terrestres, más avanzados que los llevados a Marte. En la década del 30 una nueva misión volará al planeta rojo y regresará a la Tierra las muestras para analizar.

China se lanza a Marte con Tianwen-1

Programado para descender en la superficie marciana en algún momento de abril de 2021, el Tianwen-1 buscará efectuar un estudio global y extenso de todo el planeta, examinando lugares de la superficie que representen un alto interés científico con la puesta en funcionamiento del rover. Su nombre significa “Preguntas al Cielo”, en honor a la obra del poeta Qu Yuan, escrita hace más de 2.300 años.

"Tianwen-1 va a orbitar, aterrizar y liberar un rover a la primera, y coordinar las observaciones con un orbitador", confirmó el científico jefe de la misión señaló en un breve artículo escrito el 13 de julio para la revista Nature Astronomy. "Ninguna misión planetaria ha sido implementada de esta manera", sentenció.

Los objetivos de la misión serán los siguientes:

  • Trazar un mapa geológico de marte
  • Crear un mapa geológico de Marte
  • Estudiar la atmosfera y el clima de la superficie
  • Efectuar análisis sobre la composición del material de la superficie
  • Descifrar los campos electromagnéticos y gravitacionales del planeta
  • Determinar las características de la superficie marciana y localizar potenciales depósitos de hielo y agua.

Para lograr cada una de estas tareas se ha equipado al orbitador con 7 instrumentos: dos cámaras, un radar de penetración subterránea, un espectrómetro para descifrar la composición mineral de la superficie y el resto instrumentos que serán usados para analizar las partículas cargadas en la atmosfera marciana.

Tianwen-1, una arriesgada misión china

Por su parte, el rover de 240 kilogramos dispone de 6 instrumentos junto con 2 cámaras, un radar y 3 detectores que podrán ser usados para obtener una mejor comprensión del suelo y los campos magnéticos que actúan sobre el planeta.

Con respecto al lugar de aterrizaje, el artículo de Nature indico que este será llevado a cabo en algún punto de una vasta llanura ubicada en las latitudes septentrionales de marte conocida como Utopia Planitia, hecho que tiene previsto sea cumplido 2 o 3 meses después de que Tianwen-1 alcance la órbita de marte.

De ser exitosa Tianwen-1, una segunda misión, para la década del 30, regresará las muestras a la Tierra para su análisis exhaustivo.

Con la ayuda de Japón, Emiratos Árabes Unidos lanza su Esperanza al cielo

El país árabe envía a Marte al orbitador Al Amal, “Esperanza” o Hope en inglés, mediante un cohete H-IIA de Japón. Es una importante misión que ayudará a comprender la situación actual de la atmósfera marciana.

Si Maven de la NASA nos mostró cómo Marte perdió casi la totalidad de su atmósfera y agua a causa del viento solar, ahora, Al Amal intentará dilucidar por qué Marte está tirando toneladas de hidrógeno y oxígeno al espacio y cuales son las causas de los cambios drásticos en el clima marciano.

Al Amal tiene un peso de 1 350 kg. lleva una antena de 1.8 m. es de 3 x 3 metros y 7.9 m con los paneles solares. Fue construido en la Universidad de Boulder, Colorado, Estados Unidos, con participación de ingenieros del país árabe, tiene también participación de la Universidad de Arizona.

La sonda, a diferencia de China y la NASA, no aterrizará en Marte sino que lo orbitará durante todo un año marciano, el equivalente a 687 días terrestres. A bordo de Hope habrá tres cámaras para estudiar la atmósfera marciana en longitudes de onda visibles, infrarrojas y ultravioletas. 

La sonda Al Amal orbitará Marte

Desde su órbita, a la que arrobará en 2021, la sonda brindará a los científicos su primera visión global del clima marciano en todo momento del día. Durante su misión investigará cómo las tormentas de polvo y otros fenómenos climáticos aceleran o ralentizan la pérdida de la atmósfera del planeta en el espacio.

El nombre se escogió para enviar un mensaje de esperanza y optimismo a los jóvenes árabes. Todo lo que descubra y analice Al Amal será compartido con más de 200 instituciones científicas del mundo.

Marte, un cliente "difícil"

El planeta rojo se ha ganado la reputación de averiar exploradores robóticos, causando fallas en más del 50% de las misiones enviadas a este planeta. De las docenas de intentos de orbitar o aterrizar en el planeta, sólo la mitad ha tenido éxito.

Marte es un cliente difícil y no hay que dar nada por sentado”, precisó Matt Wallace, subdirector del proyecto para la misión en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la agencia espacial estadounidense en California, esta semana. El último en lograrlo fue el Curiosity, en agosto del 2012. Posteriormente, en noviembre del 2018, amartizó la sonda espacial Insight. Ambos proyectos siguen activos.

En este caso, la misión china lleva los riesgos más allá con el Tianwen-1 tomando en cuenta que su estructura contiene la nave espacial en órbita, el módulo de aterrizaje y el rover, todas ellas siendo enviadas al mismo tiempo.

Curiosity está en Marte desde 2012

Actualmente en Marte se encuentran activos en el terreno el rover Curiosity y el aterrizador InSight. En la órbita vuelan: Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), Maven y Mars Odissey, más dos minisatélites MarCO, todo de la NASA.

La ESA, Agencia Espacial Europea, tiene el orbitador Mars Express y junto a Roscosmos, la Agencia Espacial de Rusia, al orbitador TGO del programa ExoMars. La segunda etapa de ExoMars volará a Marte en 2022 con un aterrizador Kazachok y el rover Rosalind Franklin. Después de 5 años, la India mantiene activo su orbitador Mangalyan, el cual tenía previsto una misión de 6 meses.