Alentar a las selecciones y atletas que representan la camiseta argentina es un entretenimiento para noctámbulos. Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no dejan dormir pero permiten soñar. En plena pandemia, deportistas de todo el mundo miden sus habilidades después de horas y horas de entrenamiento.  En esta edición, además de un número creciente de pruebas en las competencias tradicionales, se sumaron cinco disciplinas: surf, escalada, skateboarding, karate y béisbol. 

Cada uno de estos deportes tuvo su propio recorrido para ser parte de esta gran cita global, un recorrido a veces tan sinuoso y esforzado como el de los propios atletas. Los amantes de estas disciplinas y quienes las practican en Argentina festejan el podio propio y la posibilidad de darles mayor visibilidad. En varias de ellas, la cifra de nuevos inscriptos que buscan aprender y entrenar está en alza, y la pantalla olímpica le da un gran impulso. Algunas claves para quienes se quedaron fascinados y quieren probar. 

Surf en el AMBA

El surf es el único de estos deportes que tuvo un representante olímpico de nuestro país: Leandro "Lelé" Usuna. El marplatense salió a montar las olas de la playa de Tsurigasaki junto a un selecto grupo de veinte representantes de todo el mundo. Quienes quieran soñar con túneles de agua y paseos en crestas espumosas, pueden entrenar en la ciudad de Buenos Aires. 

En espacios como GEBA y un par más de centros de entrenamiento, se imparten clases de surf aunque estemos lejos del mar. Una de esas propuestas es Surf Fit, que realiza entrenamiento para niveles inicial, intermedio o avanzado. "En el caso de los principiantes hacemos ambientación con la tabla, el manejo y posicionamiento. Además nos centramos en el entrenamiento físico y algunas cosas técnicas como la filtrada. El día de mañana vas al mar y hay técnicas para pasar por abajo de la ola y que no te arrrastre que tenés que saber. Practicamos adentro de la pileta y también afuera, por ejemplo, pararse", explica Mauro Franchini, socio fundador de la escuela junto a Jeremías Escayola. Para surfistas intermedios y avanzados el foco está puesto en mantenerse en forma. "Es un deporte muy físico. La mayor parte del tiempo te la pasás remando", agrega el instructor. Brindan además clases de Funcional y yoga orientada al surf. El público es de todas las edades y niveles de conocimiento. Menciona el caso de un alumnos de 50 años, director de un colegio, que en los veranos veía a la gente surfear y un día a la vuelta de las vacaciones decidió probar.

Las clases se dan en piletas de Banfield, en Versalles, en Vicente López y en San Isidro. Franchini recomienda dos clases por semana. Las tarifas son $3000 (una vez por semana) y $4200 (dos por semana). Aunque ahora se discontinuaron por la pandemia, la formación solía completarse con viajes a la costa. Lugares como Mar del plata, Santa Clara, Necochea y Quequén están entre los más elegidos por los sufistas. Según indica el deportista, la difusión de Tokio ayuda. No puede precisar si es por eso, pero están teniendo más consultas. "Prender la tele y que se esté hablando por los Juegos Olímpicos da un empujón que la gente lo quiera practicar. Es buenísimo para el deporte. No sólo por ver las competencias, sino también para que se le empiece a prestar un poco más de atención, crezca y se subvencione a los deportistas", agrega.

Pegarle a la pelota

El béisbol es un deporte que, aunque pueda parecer lejano, crece en Argentina, en buena medida de la mano de la inmigración.  Fue el tercer deporte autorizado con el protocolo para que entrenen las selecciones nacionales. "Está creciendo la cantidad de niños que se anotan. Las tres provincias más fuertes son Salta, Córdoba y Buenos Aires. Se difundió por la inmigración de Estados Unidos, las empresas que se instalaron, y por las universidades que trajeron gente del Caribe. También hay mucha colectividad japonesa que lo practica", señaló a BAE Negocios Rafael Salinas, presidente de la Federación Argentina de Béisbol (FAB) y mencionó además la incidencia de la llegada de los venezolanos, que "ya tienen el deporte en la sangre". En la liga metropolitana, por ejemplo, el 55% de los inscriptos son inmigrantes. En el censo nacional del año pasado sumaba unos 3000 deportistas y ahora son alrededor de 3500. Hay cinco provincias en desarrollo: San luis, Santa fe, Chubut, Mendoza y Tucumán.

El Béisbol había estado anteriormente en los JJOO y después pasó a ser deporte de exhibición. Ahora regresó y da impulso a nuevas generaciones de aficionados y profesionales. "Hay muchos más interesados de por sí. El béisbol five crece mucho. Se puede jugar en cualquier lugar, sólo necesita una pelota de goma, y es inclusivo. Los deportes están teniendo cambios. Las nuevas generaciones piden que sean rápidos, cortos y vistosos", explica Salinas, que entrena desde hace años a niños, y asegura que la fascinación de pegarle con el bate a la pelota conquista a los principiantes. "Cuando sientas esa sensación el deporte te compró. Lo otro viene sólo", dice.

Skate en Buenos Aires

Uno de los preferidos de las nuevas generaciones es el skate. En los parques y plazas de Buenos Aires, legiones de niños se deslizan con sus tablas. Es una práctica que se transformó en un boom en los últimos años y ahora podría ganar aún más fans con su debut olímpico. Muchos chicos deben seguido con fascinación los saltos de Rayssa Leal, la brasileña de 13 años que hizo magia en Tokio. Para encontrar instructores basta con acercarse a algunos de los skate parks como el de Costanera, Parque Centenario o Alberdi. "Creo que va a traer muchas chicas y chicos a la práctica. Esto puede afianzar el crecimiento exponencial que se vio en pandemia. Esperemos que ayude a que los padres apoyen a sus hijos cuando digan que quieren elegir un deporte como este. Quizás antes había muchos prejuicios", dice Jorge Tolisano de Simios Andando, escuela que practica en Parque Las Heras. Aclara que lo que se ve en Tokio es sólo una de las ramas del skate. Comenta además que le interesó mucho lo que dijo Lele Usuna sobre la educación a través del deporte. "Es una oportunidad que tenemos como escuelas de aportar a la educación de los chicos, lo técnico y lo humano", agregó 

Destreza en altura

La escalada puede ser una disciplina desconocida para muchos pero fue ganando popularidad. "La actividad viene creciendo hace años, bastante antes de que se declare olímpica. Se entrena acá y se practica al aire libre. Algunos lo eligen como una especie de gimnasio divertido. Se trabaja todo el cuerpo. No sólo la fuerza sino también el equilibrio y la elasticidad", indica Pablo Artigue, de Centro Andino Buenos Aires, donde se puede aprender en las sedes de Rivadavia 1255 y Bucarelli 1247. Destaca que el debut olímpico fue "un notición" y que "se venía trabajando hace rato y se logró".

De las distintas modalidades, "boulder" es una de las más accesibles porque sólo se necesitan zapatillas de escalada, en el resto es un deporte caro. Es la especialidad de la argentina de mayor proyección actualmente en la actividad, Valentina Aguado. Hay cerca de 10 salas para aprender en la ciudad. Antes de estos JJOO, la escalada debutó en Buenos Aires para los juegos olímpicos de la juventud. Según cuenta Artigue, dos películas de Netflix atraen más curiosos: The Down Wall y Solo. Para quienes empiezan, recomienda que no sean más de dos estímulos por semana hasta fortalecer los tendones de los dedos ($4000 pase al muro y profesor). "Ojalá con estos juegos se sumen interesados. Hoy se trabaja mucho con escuelitas, la idea hacer crecer las bases", comenta.  

La oportunidad para el karate

También el streaming, con series con el boom de "Cobra Kai" en Netflix, dio impulso adicional a una actividad muy conocida en el país y que este año debutó en los JJOO: el karate. El arte marcial se extendió por Japón a principios del siglo XX  y más tarde por todo el mundo. Fue candidato para la inclusión olímpica desde la década de 1970 y recién ahora tuvo la chance de desplegar sus atractivos justamente en su tierra natal. A nuestro país también llegó de la mano de los maestros inmigrantes. La federación nacional se fundó en 1968 y el primer torneo de karate fue ese año.

Un menú interesante de disciplinas atractivas para quienes estén pensando en entrenar con cuerpo y pasión. 

Más notas de

Paula Boente

En el camino por los paisajes argentinos: senderismo y trekking

En el camino por los paisajes argentinos: senderismo y trekking

Una app busca conectar a los artistas callejeros con el público

Una app busca conectar a los artistas callejeros con el público

Dr Death: escalofriante serie médica de drama true crime

Dr. Death - Season: 1

Adiós a los monos rojos y las máscaras: llega el final de la Casa de Papel

Adiós a los monos rojos y las máscaras: llega el final de la Casa de Papel

Naturaleza y micro placeres: tendencias en viajes y bienestar

Naturaleza y micro placeres: tendencias en viajes y bienestar

Crece el boom de los free tours y se multiplican en Argentina

Crece el boom de los free tours y se multiplican en Argentina

Noche de la gastronomía: los mercados conquistan al público

Noche de la gastronomía: los mercados conquistan al público

Mujeres y oficios: impulsan cursos para romper barreras

Mujeres y oficios: impulsan cursos para romper barreras

Modern Love: grandes estrellas en otra temporada de esta antología romántica

Modern Love: grandes estrellas en otra temporada de esta antología romántica

La Directora: vida, Literatura y el desafío de romper el techo de cristal

La Directora: vida, Literatura y el desafío de romper el techo de cristal