La pandemia del Covid-19 puso en evidencia el profundo vínculo que une a los humanos con sus mascotas. Su compañía se convirtió en un pilar emocional y afectivo para sobrellevar los momentos de mayor aislamiento social. Esta realidad dejó una enseñanza que el rubro hotelero -uno de los más golpeados durante las cuarentenas impuestas por la mayoría de los países- supo aprovechar para atraer nuevamente a los huéspedes: el mundo post coronavirus es pet-friendly.

El formato de estadías abiertas para perros en los hoteles más importantes de la Argentina comenzó como una tendencia internacional y ya desembarcó en el país, sumando a cadenas como el Hilton, el Sheraton y el Four Seasons, entre otros.

Estos establecimientos ofrecen servicios VIP para las personas que desean alojarse junto a sus compañeros de cuatro patas. El adicional que se cobra por este paquete habilita el acceso a las instalaciones y a una habitación preparada exclusivamente para que ambos disfruten de una estadía cinco estrellas.

Nuevos clientes

Los períodos de aislamiento preventivo por el SARS-CoV-2 despertaron en miles de personas las ganas de sumar un animal a sus vidas. Es así que los refugios de animales vieron un crecimiento notable en los adoptantes interesados por darle un hogar a perros y gatos rescatados.

El incremento de la demanda de adopciones recibidas por Los Hermanos Paticorti, un grupo de rescatistas localizados en CABA, alcanzó un récord entre marzo y diciembre de 2020, con más de 1.400 animales entregados a sus nuevas familias. Mientras que refugios de San Vicente y Areco informaron que las adopciones crecieron un 30% desde el inicio de la pandemia.

La industria hotelera puso el foco en este fenómeno y comenzó a brindar servicios pet-friendly.

Experiencias de lujo

Hilton Buenos Aires relanzó el mes pasado su programa " Mascotas VIP #VeryImportantPets" que permite hacer reservas de habitaciones adaptadas, con capacidad de recibir hasta dos mascotas, ya sean perros o gatos, y con regalos de bienvenida, de la línea exclusiva Nutrique de Vitalcan.

Abonando la tarifa de la habitación, más un cargo único de u$s 30 (independientemente del tiempo que dure la estadía), los clientes y sus acompañantes pueden acceder a Alberto's Lobby Bar y al restaurante El Faro. Además, cuentan con una conserjería Pet Friendly que les brindará información útil sobre parques, paseadores autorizados, caniles cercanos, bares y restaurantes aptos para animales, así como también veterinarias y Pet Shops cercanos.

Entre las cortesías, los huéspedes reciben un kit ultra premium de Nutrique como bienvenida, con una manta (que se podrán llevar una vez finalizada su permanencia en el hotel) y alimento con ingredientes 100% naturales.

"El programa tiene como objetivo atender las necesidades actuales de cada persona, entendiendo que las mascotas son un miembro más de la familia y que por lo tanto estas tienen la posibilidad de vivir una estadía única con ellos", explica Melisa González Trajtman, Marketing Manager de Vitalcan.

Desde que el hotel ubicado en Puerto Madero lanzó este servicio de lujo recibió un total de 300 huéspedes y las reservas no cesan, por lo que se está evaluando la posibilidad de extenderlo a otras regiones dentro y fuera del país. "La idea es promover cada vez más las actividades junto a nuestras mascotas. Es por eso que además, existe la posibilidad de que esta acción se extienda a algunas plazas del interior y a otros países donde opera actualmente Vitalcan", comentó González Trajtman.

Por razones de seguridad, es necesario que el huésped se encuentre presente en la habitación cuando el personal del hotel realiza servicios, como housekeeping o room service. Asimismo, debe firmar un código de convivencia, en línea con las normas vigentes para la Ciudad de Buenos Aires.

Exclusividad para perros

Uno de los hoteles cinco estrellas de la Ciudad, Sheraton Buenos Aires, también se sumó a la tendencia y lanzó su programa Pet Friendly, a partir de una asociación estratégica con Royal Canin.

A través de este servicio, los huéspedes podrán reservar habitaciones adaptadas para recibir a sus mascotas que incluyen un kit de bienvenida con contenedor de agua y alimento, un bebedero plegable, una cama hipoalergénica y anti-olor, y un hueso de goma.

En este caso, el programa solo acepta perros, desde el hotel aclaran que esta decisión se debe a que los felinos pueden presentar dificultades para adaptarse a los cambios de ambiente. Sin embargo, este punto no parece haber impactado en las reservas, desde que incorporaron el servicio tienen un promedio mensual de 15 huéspedes con mascotas.

El valor de la estadía en compañía de los "pichichos" ya está incluido en el precio de la habitación. El cuarto clásico cuesta $ 13.515 + IVA en base single, mientras que en base doble sale $ 14.365 + IVA. La versión "deluxe" de este programa se puede experimentar a través de la habitación club level, por una tarifa de $ 14.790 + IVA en base single y por $ 15.640 + IVA en base doble.

Las mascotas que allí se hospeden tendrán acceso al Terrace Bar, un lugar gastronómico al aire libre, y contarán con espacios exteriores para ir al baño.

En sintonía con las nuevas demandas de servicios post pandemia, el Four Seasons también permite alojarse con animales domésticos, aunque en este caso el tamaño es una limitación, sólo aceptan canes de hasta nueve kilos. Lo mismo ocurre en el Intercontinental Buenos Aires. Ambas opciones de hotelería incluyen servicios pensados exclusivamente para satisfacer las necesidades de los huéspedes.

Traslados

El sector turístico está atravesando un repunte de la actividad nunca antes visto. Las mascotas, una vez más, no están exentas de estas experiencias. Cada vez son más los animales de compañía que viajan a otras provincias, o al exterior junto a sus familias, y el traslado es uno de los principales problemas a solucionar. De hecho, durante 2021 casi 23.000 mascotas viajaron en vuelos solo de Aerolíneas Argentinas. Pero el transporte de animales en las bodegas de los aviones no es seguro en todos los casos y, por eso, cada vez más personas buscan la forma de llevar a perros y gatos en la cabina de las aeronaves.

Existen tres alternativas para viajar con un animal doméstico por vía aérea: en cabina, en bodega o por cargas. Sin embargo, actualmente no existe una reglamentación clara para el transporte de animales en avión, sino que cada aerolínea determina sus propias reglas. En Latam, por ejemplo, perros y gatos pueden viajar en cabina, bodega o cargas, dependiendo de su tamaño, raza y peso. Lo mismo sucede en Aerolíneas Argentinas. Flybondi, en cambio, solo permite el transporte de mascotas en la cabina.

Al utilizar la opción "pet in cabin", los gatos y perros de hasta 8 kg. pueden viajar en un bolso transportador, siempre y cuando se respeten determinadas medidas específicas a cada empresa. La segunda alternativa, indicada para animales más grandes o de mayor peso es el tradicional traslado en bodega en un canil especial, aunque esta última no es favorita de muchos dueños.

Lo cierto es que las mascotas se volvieron, aún más que antes, indispensables en la vida personal y familiar. Por eso, ahora que los viajes están de regreso, para muchos se volvió una prioridad poder compartirlos con ellas. En este sentido, la industria turística argentina es cada día más pet-friendly.