Yutaka Tanaka, señor feudal de la provincia de Sagami, debe vengar la muerte de su padre, asesinado por una banda de samuráis enmascarados.

La investigación del crimen lo arroja a los campos de batalla, a las intrigas cortesanas y sus traiciones. Como un príncipe Hamlet perdido entre los pliegues de un país que no llega a comprender, Yutaka enfrentará la fascinación de los autómatas, las maniobras sentimentales de dama Ashikaga y los secretos del sokushinbutsu.

Tan oriental como argentina, es un relato policial, una especulación sobre los reinos de ultratumba, una fantástica y melancólica historia de amor.