Llega el comienzo de clases. Se preparan guardapolvos, uniformes, mochilas y carpetas. Cambian las rutinas en las familias y vuelven los madrugones. Se acerca el tiempo de estudios y recreos.

En coindidencia con la reanudación del ciclo lectivo, Adecco Argentina realizó un nostálgico relevamiento para volver al menos por un instante al pasado y recordar junto a los trabajadores argentinos su paso por la primaria y secundaria.

La mitad de los encuestados soñó en algún momento con volver a la escuela: a la primaria el 23 por ciento, mientras que a la secundaria el 28 por ciento. En tanto que un 49 por ciento prefiere seguir con su edad actual más allá de sus actuales responsabilidades.

A la hora de señalar qué es lo que más extrañan de la etapa escolar, las opiniones son muy disímiles: los amigos y amigas, jugar, no tener preocupaciones, la inocencia de la infancia, maestras, el patio, los recreos, el kiosco y el tiempo libre se encuentran entre las más destacadas.

Los años frente al pizarrón

Casi el 91% de los encuestados remarcó que sus estudios primarios y secundarios fueron muy importantes en su formación, en tanto que un 9% les restó importancia. En un mismo sentido y con porcentajes casi idénticos, el 90% de los trabajadores argentinos resaltó que le sirvió y mucho lo que aprendió en la escuela, mientras que algo más del 9% no estuvo de acuerdo con la educación recibida.

En relación con las instituciones escolares, casi el 80% recomendaría los establecimientos a los que asistió a sus familiares y amigos para que inscriban a sus hijos y sobrinos. En tanto que algo más del 20% les pediría que busquen otras instituciones ya que no estuvieron de acuerdo con la educación recibida en las mismas.

Con respecto a las vocaciones y el mandato familiar, un 76% aseguró que no lo tuvo en cuenta al elegir su futuro, en tanto que un 23% continuó con el legado.

Los amigos con los que se compartieron tantos recreos, cumpleaños, salidas y pruebas, tienen un lugar especial en la memoria. Con relación a las amistades, uno de los temas más recordados del período escolar, algo más del 56 por ciento aseguró que sigue manteniendo relación con los compañeros y compañeras del aula.

No todo son chats de papis y mamis. También hay espacio en la lista de contactos de Facebook e Instagram para las personas con las que se compartió el aula. Más de un 81% manifestó tener a sus amistades escolares en las redes sociales, mientras que un 18% sostuvo que no las incluyó en las mismas.