Tras las restricciones cada vez mayores que China aplica a los mineros de criptomonedas instalados en su país, un cable de la agencia Bloomberg reveló que hay cada vez más mineros de Bitcoin en Argentina que están aprovechando el marco energético de nuestro país para obtener enormes beneficios, entre otras razones, gracias a la electricidad subsidiada por el Gobierno.

El gigante asiático concentra la mayor cantidad de operaciones y minería de bitcoin. De hecho, un informe de la revista científica Nature indicó que el 75% de la minería de la criptodivisa se realiza en el país oriental. Sin embargo, en los últimos meses el gobierno chino aumentó las restricciones a esta actividad, algo que amenaza seriamente la viabilidad de la minería en el país. 

Por esta razón, de acuerdo al portal económico Bloomberg, las “tarifas ultra bajas “de los servicios públicos y “el resurgimiento de los controles de capital” están ayudando a aumentar las ganancias de los mineros en Argentina

“Incluso después de la corrección de precios del Bitcoin, el costo de la electricidad para cualquiera que mine desde su casa sigue siendo una fracción de los ingresos totales generados”, aseguró el argentino experto en minería critpo Nicolás Bourbon al sitio norteamericano.

Un millón de argentinos compraron activos cripto durante los últimos meses

Las criptomonedas han tenido un auge en Argentina durante los últimos tiempos. De hecho, más de un millón de argentinos compararon criptodivisas en lo que va de 2021 y la plataforma de e-commerce más importante de nuestro país, Mercado Libre, habilitó la compra y venta de inmuebles con bitcoins

A pesar de que Argentina es un importador de gas, las facturas de electricidad de los consumidores representan solo entre el 2% y 3% de un ingreso mensual promedio, en comparación con el doble que en otros mercados latinoamericanos como Brasil, Colombia o Chile, explicó Ezequiel Fernández, analista en Balanz Capital Valores, a Bloomberg.

Además de la energía barata, el regreso de los controles de divisas en los últimos años dio aún más incentivos para minar monedas criptográficas, ya que la creciente demanda de activos distintos del peso hizo que el valor del bitcoin llegue a casi 5,9 millones de pesos en los exchnges locales.

El caso de Bitfarms

Por estas razones, las empresas mineras internacionales ven una veta para conseguir mayores ganancias. El mes pasado, la canadiense Bitfarms Ltd. anunció que llegó a un acuerdo para acceder directamente a una central eléctrica local para obtener hasta 210 megavatios de electricidad a gas natural, en un intento por poner en marcha la que será la mayor instalación de minería de Bitcoin en Sudamérica.

 “Bitfarms viene a la Argentina porque la energía eléctrica es regalada”, sintetizó a BAE Negocios el director de la Licenciatura en Administración y Sistemas del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), Luis Paolini. De acuerdo a la compañía de criptomonedas canadiense, por cada kilovatio de electricidad deberán pagar 0,022 dólares por está muy por debajo de la tarifa del mercado mayorista de alrededor de 0,06 dólares por kilovatio hora para los clientes industriales que no están conectados a la red local. 

“Estábamos buscando lugares que hayan sobredimensionado sus sistemas de generación eléctrica”, dijo en una entrevista el presidente de Bitfarms, Geoffrey Morphy. “La actividad económica en Argentina ha disminuido y la energía no se está utilizando en su totalidad. Así que fue una situación en la que todos salían ganando”.

Sin embargo, consultado por este medio sobre el futuro de Bitfarms en Argentina, Paolini se mostró escéptico y consideró que la decisión de instalarse en nuestro país “no tiene sentido”. Esto se debe a que, a pesar de que nuestro país posee una “energía barata”,  la red eléctrica nacional posee “serios problemas de abastecimiento”, algo que dificultaría seriamente el “hasrate” de los mineros de criptomonedas y,  por lo tanto, condicionaría sus ganacias.