Las stablecoins, monedas digitales con su valor atado al dólar y emitidas por entidades privadas, podrían coexistir con un posible "dólar digital" emitido por la Reserva Federal de Estados Unidos, según consideró su titular, Jerome Powell.

En una audiencia del Comité Bancario del Senado ocurrida el martes, Powell adelantó que el informe sobre las criptomonedas y las monedas digitales de la FED ya está listo, y será publicado en las próximas semanas. 

El organismo trabaja en el documento desde 2019, cuando se conoció que la institución analizaría los costos y beneficios de un dólar digital oficial. De hecho, en febrero de 2021 Powell reconoció que el desarrollo del proyecto es de "alta prioridad". 

Sobre esta cuestión, los legisladores le consultaron al presidente del banco central estadounidense sobre la posible convivencia de las stablecoins "bien reguladas y emitdas por el sector privado", y una moneda digital emitida por la FED. Algo perfectamente factible, según Powell.

Esta postura es diametralmente opuesta la que tomó el Banco Popular de China, que prohibió cualquier actividad relacionada con bitcoin u otras criptomonedas en su territorio, para dejar paso libre al yuan digital.

De todas maneras, la FED no es único organismo nortamericano que tiene sus ojos puestos en las stablecoins privadas. Por ejemplo, el Departamento del Tesoro está interesado en que se establezcan controles estrictos sobre las stablecoin.

En noviembre pasado, el Tesoro emitió un informe dirigido al Congreso, donde recomienda mecanismos para regularlas, entre ellos, transferir a los bancos la prioridad para emitir emisión de tokens anclados al dólar.