La criptomoneda ether (ETH) se encuentra en sus máximos históricos en cuanto a cotización. Este domingo se encuentra arañando los 4.000 dólares por cada unidad y su racha en alza continúa. Actualmente su presencia en el mercado de las criptodivisas es del 18%, lo que la vuelve la segunda más importante después del bitcoin, que ostenta el 45%. 

El pasado 3 de mayo la moneda de la red Ethereum marcó un hito cuando superó su techo histórico de 3.000 dólares. Una semana después parece que se encuentra encaminada para romper la siguiente barrera, con una cotización actual de 3.924 dólares. Eso significa que en una semana el preció de la segunda moneda virtual más importante aumentó un 30%

A su vez, este crecimiento exponencial se corresponde con un crecimiento que comenzó hace una quincena. Por ejemplo, para el domingo 26 de abril, el valor de ETH estaba cerca de los 2.200 dólares, pero finalmente terminó esa semana poco más de 30% por encima de esa cifra, superando apenas los  2.900 dólares.

¿Por qué sube el Ether?

La explicación más plausible detrás de este aumento sostenido de la divisa virtual lo ofreció el portal especializado blockchaincenter.net. De acuerdo al sitio, el crecimiento de ETH se debe a que actualmente está en curso una “temporada de monedas alternativas”, de la cual ether es parte. 

Cómo consecuencia, se evidencia un crecimiento en la dominancia de capitalización de mercado por parte de las altcoins. Por ejemplo, en 2018 la moneda de Ethereum llegó a poseer una presencia en el mercado cripto del 31%, una cifra a la que no se ha vuelto a acercar, incluso a pesar de sus números récord. 

En el caso de que la moneda desarrollada por Vitálik Buterin supere los 4.000 dólares en los próximos días, superará los prónosticos de varios portales especializados que vaticinaban que esa cifra se alcanzaría recién para fines de julio, como fue el caso de Coin Bureau

En su opinión, la expansión de la demanda de la red Ethereum se explica por tres factores principales: Finanzas descentralizadas (DeFi), monedas estables (stable coins) y NFT. Los tres espacios que están creciendo a tasas exponenciales y dependen principalmente de la red Ethereum más que cualquier otra cosa, creando una gran necesidad de la principal plataforma de contratos inteligentes.