Luego de que la semana pasada la Comisión Nacional de Valores (CNV) estableciera que los fondos comunes de inversión (FCI) en pesos no podrán tener más de un 25% de sus tenencias en moneda extranjera, el organismo regulador dio a conocer ayer una serie de pautas básicas de reordenamiento con el fin de "sostener el financiamiento de la industria, vía el mercado de capitales, con emisiones destinadas al sector productivo".

"Las emisiones corporativas, las de pequeñas y medianas empresas, las relacionadas con infraestructura y de las provincias -que ya estaban en la cartera de los FCI- podrán mantenerse hasta su vencimiento o negociarse en el mercado secundario, con el objetivo de sostener el acceso al financiamiento de estos segmentos que requieren todo el apoyo en medio de la coyuntura", detalló el presidente de la CNV, Adrián Cosentino.

La medida, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, permite conservar el stock, renovarlo y, al mismo tiempo, mantiene el requerimiento respecto del flujo de nuevas inversiones que deberán ser dirigidas a instrumentos emitidos en pesos.