La Fusión (The Merge, en inglés) de Ethereum se completó con éxito, un evento que augura ser un antes y un después en el sector de las criptomonedas. Sin embargo, quienes especularon con una disparada en el precio de los activos digitales, principalmente Ether, no se vieron recompensados

Bitcoin cae este domingo a los USD 19.900, alejándose de la marca de los USD 20.000 tras perder poco más de USD 300 respecto a su cierre anterior. Ethereum, por su parte, cayó un 3,2% en torno a los USD 1.400, perdiendo casi USD 50 desde su cierre anterior. 

Sucede que las criptomonedas cayeron tras conocerse la inflación de agosto en Estados Unidos: subió 8,3% por debajo del 8,5% de julio, pero dos décimas más del pronóstico, lo que confirma una desaceleración, pero no al ritmo proyectado. Sin embargo, la sorpresa fueron los datos del IPC subyacente: subió en agosto un 6,3%, frente al 5,9% anterior y más de lo esperado.

Por lo tanto, estas cifras derrumban el optimismo de los inversores e incitan a la Reserva Federal (FED) a aplicar subas aún más duras de las tasas de interés. Esto cobra particular relevancia de cara a la próxima reunión de la FED el 21 de septiembre, donde se informará la nueva suba de tasas.

¿Qué es The Merge?

Completada el 15 de septiembre, la tan esperada "fusión" pasó de una infraestructura tecnológica conocida como “Prueba de Trabajo” (PoW, por sus siglas en inglés), a una infraestructura de mayor eficiencia energética llamada “Prueba de Participación” (PoS, en inglés).

En un sistema PoW, las transacciones con criptomonedas se procesan mediante una red descentralizada de computadoras. Ese proceso de alto consumo energético está diseñado para verificar las transacciones y se conoce popularmente como “minería”.

Por su parte, en un sistema PoS, los inversores depositan una cierta cantidad de monedas digitales en una red compartida, que les permite participar en un sorteo. Luego, cada vez que ocurre una transacción, se selecciona a un participante del sorteo para que verifique el intercambio y reciba nuevas monedas.

Además de disminuir el consumo de energía en un 99,5% en lo inmediato, la actualización habilita la posibilidad de implementar cambios a futuro, como elevar el número de transacciones y reducir las elevadas comisiones.