Durante la semana pasada, los movimientos en el mercado continuaron en torno a los diferentes anuncios referidos a la deuda argentina. Asimismo, comienza una de las semanas claves, donde el gobierno recibirá la misión del FMI y el Ministro Guzmán presentará en el Congreso los lineamientos del Análisis de Sostenibilidad de la deuda pública.

El primer evento que tomó protagonismo fue la conferencia de  prensa de Axel Kicillof, donde luego de posponer la fecha límite cuatro veces, anunció el pago del vencimiento total del BP21, agregando que lo haría sin la ayuda del gobierno nacional y con recursos propios de la provincia. Paralelamente, anunció que iniciará el proceso de reestructuración de la deuda en moneda extranjera. Creemos que el mensaje que dejó este evento, es que el gobierno no ha construido una estrategia integral para la negociación de la deuda, por lo cual no creemos que el gobierno nacional evite un default a cualquier precio, aunque pareciera que, por lo menos al principio, buscaría una negociación amigable.

En lo que respecta a la deuda soberana, el día martes el Tesoro anunció el resultado del canje del bono Dual, donde logró un roll over del 10% del monto en circulación e implicó una reducción del stock de la deuda de USD7,1mn. Dentro de las opciones, la que mostró mayor aceptación fue la correspondiente al bono atado a la inflación (USD126,5mn), a nuestro parecer la opción con el mejor ratio de conversión y retornos esperados.

El resultado sugirió que los tenedores extranjeros no entraron al canje, con lo que a pesar de haber mostrado varias opciones, pareciera que el mismo no fue coordinado con los principales tenedores.

Por otro lado, hacia el final de la semana, el Tesoro anunció la reapertura de estos títulos, a excepción del bono Dual, pero sin implicar un canje. Pareciera que la estrategia es que los tenedores del AF20 cobren la totalidad del vencimiento y opten por entrar en la reapertura; sin embargo no está claro el futuro de los tenedores que no opten por entrar en la oferta.

La estrategia es confusa ya que el Tesoro estaría ofreciendo mejores condiciones a los inversores que no entraron al canje, por lo que creemos que es una mala señal para futuros canjes.

Entre los bonos en dólares, mantenemos nuestra estrategia a la espera de los próximos eventos y continuamos con nuestra preferencia por el tramo largo de la curva soberana destacando los bonos con cupón y precio bajo, en particular Global48.

 *Análisis de Research en Balanz