Bitcoin es un activo virtual protegido por una cadena de criptografía inquebrantable. Los propietarios de Bitcoin almacenan sus participaciones en billeteras digitales, con claves públicas que la gente usa como sus direcciones para recibir pagos, sin embargo, las billeteras virtuales también tienen claves privadas, las cuales usan los propietarios para tener acceso a sus criptomonedas. Ellos almacenan las claves privadas en billeteras calientes (hot wallets), billeteras frías o conectadas, fuera de línea.

Esto hace de Bitcoin una manera segura para adquirir y almacenar riqueza y constituye un riesgo para recuperar los activos cuando los propietarios mueren. Este es un reto importante para los seres queridos de los inversionistas expertos en tecnologías que han acumulado riquezas en bitcoins y otras criptomonedas. Muchos intercambios de criptomonedas como, http://bitiq.app/es/ ya han presentado sistemas para ayudar a las familias a recuperar los activos digitales de sus parientes en caso de muerte.

Aunque pueda heredar bitcoins, recuperar la información personal de los propietarios y tener acceso a su billetera digital no significa que los fondos estén disponibles para sus beneficiarios. Varias regulaciones, incluyendo la Ley de fraudes y abusos computacionales y la Ley de comunicaciones almacenadas, prohíben el acceso no autorizado a las cuentas de otras personas incluso después de su muerte.

Esto significa que tener acceso a la billetera Bitcoin de personas fallecidas y transferir el dinero sin autorización legal es un crimen financiero, que también viene con consecuencias fiscales. Es así como, las participaciones en bitcoins podrían ser decomisadas por el Estado o perderse para siempre si el propietario muere sin dejar instrucciones claras sobre la gestión de sus activos digitales.

Soluciones innovadoras para la gestión de la herencia de activos digitales

Las personas sólo pueden heredar bitcoins si el propietario deja un testamento identificándose como beneficiarios legales y con las instrucciones para recuperar esos activos digitales. Muchos intercambios de criptomonedas aplican este consenso para resolver los casos de herencias de activos digitales, sin embargo, varios proveedores de servicio han llegado con soluciones innovadoras para la gestión de los bienes digitales como las participaciones Bitcoin.

Trust Verse

Trust Verse es una plataforma impulsada por IA que ofrece el servicio de gestión de activos optimizado y minimiza la volatilidad de las criptomonedas para un desempeño de bajo riesgo de rendimiento medio. El servicio dApp proporciona una programación innovadora de contratos y diseño de soluciones para ayudar a los inversionistas en criptomonedas a gestionar impuestos, herencias, planificación de patrimonios y transferencia de activos digitales. Almacena los contratos privados en una cadena pública, con programaciones de vida para contactar a los beneficiarios si el propietario no se registra por un tiempo. El sistema principalmente aprovecha el consenso de la prueba de muerte (pagable al morir) para evitar el fraude post mortem y el robo de identidad. Trust Verse primero determinará los requisitos reglamentarios legales relacionados a dichos activos antes de ejecutar el contrato inteligente para distribuir las criptomonedas a los beneficiarios predefinidos.

DigiPulse

La plataforma también hace más fácil el manejo de las herencias digitales con una solución para almacenar y encriptar la información en el blockchain. Solo los recipientes especificados previamente pueden tener acceso a la información encriptada. Ofrece un sistema automatizado para transferir los activos en criptomonedas en el caso de la desaparición del dueño sin la necesidad de los servicios de abogados. Los usuarios pueden elegir mantener su identidad visible o anónima, sin embargo, la plataforma no necesita que los beneficiarios hagan algo para asegurar la transferencia de los activos digitales. En su lugar, usa integraciones API para medir señales de actividad, automáticamente ejecuta la transferencia de los activos de criptomonedas después que la duración predeterminada de inactividad expire.

Safe Haven

Safe Haven usa la tecnología blockchain para dejar que los propietarios de criptomonedas compartan sus claves privadas con sus beneficiarios después de su muerte. Depende de una clave de distribución para compartir TFC, vínculo de confianza Trust Alliance y protocolo de garantía para encriptar la información de los activos digitales, compartiendo las claves como rompecabezas. El protocolo distribuye las claves privadas entre el iniciador y los beneficiarios mencionados con un documento vinculante legal. Los beneficiarios que tengan partes de las claves compartidas pueden presentar los documentos legales necesarios al sistema de vínculos de confianza Trust Alliance para reclamar los activos digitales cuando el iniciador muera.

Sí, usted puede heredar bitcoins, pero el proceso sigue sujeto a leyes de sucesión y otras regulaciones con respecto a la accesibilidad a cuentas en línea de terceras personas. Es así como, aquellos que invierten en Bitcoin y otros activos digitales deben desarrollar planes para asegurar la distribución segura y transparente de aquellas inversiones a los beneficiarios previstos después de su desaparición, como se comentó anteriormente.