El cofundador de Neuralink y socio mayoritario de Elon Musk, Max Hodak, sostuvo que la compañía especializada en biotecnología es capaz de “construir un parque jurásico”. Incluso fue más allá y especuló con crear “especies súper exóticas” de dinosaurios.  Sin embargo, esa posibilidad fue rechazada por varios expertos por ser “extremadamente contraproducente”.

 

En un tweet que publicó este domingo, Hodak aseguró que desde la empresa de fintech serían capaces de traer a la vida a los dinosaurios de manera similar ha como se hizo en la icónica película dirigida por Steven Spielberg: “Probablemente podríamos construir un parque jurásico si quisiéramos", sostuvo el director ejecutivo. 

Sin embargo, adelantó que en caso de llevar adelante el proyecto, "no serían dinosaurios genéticamente auténticos”. Aunque no descartó la posibilidad de que luego de “15 años de producción e ingeniería obtendríamos nuevas especies súper exóticas"

La respuesta de los expertos 

Uno de los sitios que se hizo eco del tweet de Hodak fue el portal de ciencia y tecnología Futurism. En ese sitio explicaron que el proceso de traer especies extintas devuelta a la vida, algo conocido como “des-extinción”, es una iniciativa “que preocupa a los ecologistas”.

“En parte se debe a que los ecosistemas en donde estas especies vivían continuaron sin ellos. Por lo tanto, revivirlas, y especialmente crear nuevas, en la práctica es lo mismo que introducir especies invasivas a un ecosistema”, explicaron desde Futurism.

En este sentido, agregaron que a pesar de ser un “idea genial”, ponerla en práctica puede ser “extremadamente contraproducente” para el medio ambiente.