La digitalización forzada producto de la pandemia de coronavirus aceleró un fenómeno que ya se vislumbraba pero que se terminó de consolidar durante 2021: la masificación de las billeteras digitales en Argentina. La inclusión, la necesidad de digitalizarse y las políticas favorables a las fintech (tecnología financiera) por parte del gobierno anterior fueron algunas de las claves que destacaron los expertos.

A nivel anual, el 2021 muestra un crecimiento del 340% en el uso de billeteras virtuales en relación a igual período de 2020, según el último informe de Uso de Dinero Electrónico de la Red Link.  Solo en junio se registraron 150 millones de transacciones por esta vía, un aumento del 18% respecto a mayo.

De ese total de movimientos financieros, la mayoría provienen de Mercado Pago, propiedad de Mercado Libre, así como Ualá, Cuenta DNI de Banco Provincia, y BNA+ de Banco Nación: "Ese fenómeno está directamente asociado a la incorporación de usuarios a un ritmo de más de 225.000 promedio por mes en el semestre y casi 332.000 en junio”, rescató el relevamiento a las 32 millones de tarjetas que operan a través de la Red Link.

Las claves para entender su crecimiento

Para poder entender el crecimiento de las fintech hay que tener en cuenta “tres disparadores”, de acuerdo al docente de la Licenciatura en Analítica Empresarial y Social del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) Gustavo Brey. En primer lugar, la “inclusión” que significan los Proveedores de Servicios de Pago (PSP) para los usuarios: “Las barreras para acceder a las billeteras virtuales son muy bajas”, consideró en diálogo con BAE Negocios.

De hecho, junio fue el quinto mes consecutivo de crecimiento de la cantidad de usuarios de PSP que se vieron atraídos por su practicidad para llevar a cabo transacciones de dinero cotidianas como transferencias o pagos y, en muchos casos, incentivados por las campañas de promociones con descuentos y ofertas que impulsan tanto los bancos como los comercios adheridos.

En segundo lugar, otro de los elementos que Brey destacó a este medio fue el “espacio vacante” en el sector de servicios financieros que las fintech y PSP supieron aprovechar: “Estaba la necesidad de las personas durante la pandemia de digitalizar su contacto con las organizaciones”, detalló. 

Mercado Pago y Ualá son dos de las mayores exponentes de billeteras digitales en Argentina

Por último, la tercera explicación para entender el boom de las billeteras virtuales debe rastrearse a los años de gobierno de Mauricio Macri. A diferencia de la mayoría de los sectores de la economía, la expansión de los servicios fintech encontró tierra fértil para su desarrollo con la gestión de Cambiemos

Por ejemplo, la Cámara Fintech Argentina fue fundada en 2018 y contaba en aquel entonces con 13 miembros. Para diciembre de 2019 el número de compañías afiliadas había aumentado a 223.

Para que eso suceda se necesitó de lazos aceitados con el gobierno de aquel entonces. En esta línea se encuentran los trabajos realizados de manera conjunta con organismos como la mesa de innovación del Banco Central, el Fintech Task Force de la Comisión Nacional de Valores (CNV) así como el diálogo con el Ministerio de Hacienda, principalmente con la subsecretaría de Finanzas y con la Dirección Nacional de Inclusión Financiera.

En este sentido, desde la CNV se impulsaron iniciativas que promovieron la extensión de nuevos servicios y medios de pago, tales como el Pago Electrónico Inmediato, Débitos Inmediatos, Cheque Electrónico, Clave Virtual Uniforme para Billeteras Electrónicas de cuentas virtuales, entre otras medidas. 

Como contrapartida, también se observó una fuerte desregulación de ese sector: “Veníamos de un gobierno que quizás le daba demasiadas facilidades a las PSP y ahora es probable que tengan que robustecerse a nivel informativo”, consideró el docente del ITBA y también consultor en estrategias fintech para CTOs (Chief Technology Officers). 

Presente y futuro de las fintech

Gustavo Brey explicó que el Gobierno “viene generando una serie de medidas que encorsetan a las fintech y a las PSP”. De hecho, la Administración Federal de Impuestos (Afip) incorporó el pasado 22 de junio a las billeteras virtuales al régimen de información para las transacciones de activos que se realicen con herramientas y/o aplicaciones informáticas.

La medida busca equiparar el tratamiento impositivo de las cuentas bancarias y no bancarias, mejorando las herramientas de control de un sector con cada vez mayor importancia dentro de los servicios financieros, argumentó la Afip en un comunicado. “En algún momento iba a pasar, se está moviendo mucho dinero por ahí (las billeteras digitales) y el Gobierno quiere visibilizarlo”, indicó Brey.

De todas maneras, para el experto en servicios financieros, “los modelos de negocios pueden sostener el mayor control”; y aunque “sin duda” se va a desacelerar la aparición de nuevas PSP en el corto plazo, es un sector que “va a seguir floreciendo” en los próximos años.  

“Hay muchas empresas que están desverticalizando sus negocios para ofrecer fintech. Están viendo que si centralizan sus pagos a través de una billetera se quedan con un negocio con el que se están quedando otros”, concluyó.