La entidad de servicios financieros de base tecnológica Ualá recibió una inversión por 350 millones de dólares en la ronda privada más grande para una empresa argentina, con lo cual alcanzó una valuación de 2.450 millones.

Según informó la fintech en un comunicado, con parte de esta inversión se contratará "más de 1.000 personas en los próximos meses".

Además, precisó que esta Serie D fue liderada por SoftBank Latin America Fund, un fondo de tecnología centrado en el mercado latinoamericano, y Tencent, empresa tecnológica líder de China.


"Representa la ronda de inversión privada más grande que ha recibido una empresa argentina, lo que refuerza el crecimiento exponencial de la compañía y su liderazgo en el ecosistema fintech de la región", indicó la compañía.

La inyección de capital también contó con la participación de inversores que ya habían sido parte de rondas anteriores como fondos administrados por Soros, Goldman Sachs, L.P., Ribbit, Greyhound, Monashees y Endeavor Catalyst, "lo que representa una gran señal de apoyo y una clara apuesta al potencial de Ualá en la región".

Asimismo, la ronda incorporó nuevos fondos como D1 y 166 2nd junto con inversores como Jacqueline Reses e Isaac Lee.

Con más de 3,5 millones de tarjetas emitidas en la región, Ualá desarrolló un ecosistema financiero completo que brinda la posibilidad de acceder a una tarjeta internacional gratuita Mastercard, pagar servicios, solicitar préstamos personales y cobrar con Ualá Bis, la solución para emprendedores y comerciantes que permite vender a través de un link de pago o mPOS.

Además, es posible cuotificar consumos ya realizados, contratar seguros e invertir en fondos comunes de inversión.

"El financiamiento recibido le permitirá a Ualá continuar con su ambicioso plan de atracción de talento que la llevará a finalizar 2021 con 1.500 empleados y desarrollar nuevas verticales de negocio, aportando innovación y desarrollo tecnológico en América latina", remarcó la empresa.

El fundador y CEO de Ualá, Pierpaolo Barbieri, destacó que "con menos de cuatro años en el mercado logramos un hito histórico también para la Argentina", y remarcó que la fintech atrajo "a algunos de los mejores inversionistas del mundo para enfocarnos en la inclusión financiera y la innovación en América Latina, una misión que impulsa todo lo que hacemos".

"Estos fondos impulsarán nuestra ambición de brindar servicios financieros más simples, justos y transparentes, tanto en la Argentina como en México", subrayó Barbieri.