Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum, quemó unos 6.700 millones de dólares en tokens Shiba Inu, la criptomoneda clon de Dogecoin, y donó 1.000 millones de dólares a India para combatir el coronavirus (Covid-19).

“¡Me ha impresionado cómo las comunidades de tokens de perros han tratado las donaciones recientes! Mucha gente ha mostrado su generosidad y su voluntad de no centrarse solo en sus propias ganancias, sino también en interesarse por mejorar el mundo en su conjunto.

Apoyo a todos los que lo hacen con seriedad”, escribió Vitalik Buterin en su última transacción.

En realidad, Buterin decidió liquidar miles de millones de tokens de perro que le donaron a él los creadores de Shiba.

Buterin quemó 90% de los Shiba de su monedero cripto y el resto lo donó a causas benéficas destinadas a combatir la Covid-19, y pidió a los criptomaníacos que no le donen más tokens.

La cotización de Shiba se disparó la primera semana de mayo, cuando hubo una demanda febril por los tokens de perro como dogecoin, la moneda preferida por el magnate Elon Musk, fundador de Tesla.

El precio en dólares de Shiba era de 0.00001601, con un leve avance diario pero una caída superior al 40% en los últimos siete días.