El Gobierno de Alberto Fernández arrancará el 2020 con una premisa urgente: llegar a un acuerdo con los acreedores de deuda para patear los vencimientos hacia adelante y evitar que la Argentina caiga nuevamente en default. El arreglo más apremiante es el que deberá lograr con el Fondo Monetario Internacional (FMI), no tanto por el monto total adeudado, sino por el peso que tiene el organismo a nivel mundial. Alcanzar un punto de encuentro con el FMI dejará al país mejor posicionado a la hora de negociar con los bonistas privados.

El Ejecutivo ya dio varios guiños al Fondo. La promulgación de la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva contuvo múltiples señales, también para los acreedores privados. La principal, el ataque del frente fiscal.

La suba de impuestos establecida en la nueva normativa (se podránsubir retenciones y bienes personales, y se instauró un recargo de 30% a la compra de dólares para ahorro y consumos con tarjeta en el exterior) generará recursos para el Estado por alrededor del 1,5% del PBI, según cálculos del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF)

"Más allá de los objetivos con una impronta social y redistributiva, la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva implica un ajuste fiscal de magnitud", confirmaron desde GMA Capital.

A la par, la autorización contenida dentro de la ley para que el Tesoro pueda colocar US$4.750 millones de letras intransferibles al BCRA le aseguró al Gobierno los dólares necesarios para cubrir la totalidad de los vencimientos de capital e intereses en esa moneda bajo ley extranjera en 2020. Se suma la decisión de postergar hasta el 31 de agosto todos los pagos de letras del Tesoro en dólares, por US$9.000 millones.

Así, los riesgos de default se fueron diluyendo y, con ello, la probabilidad de un escenario de reestructuración más agresivo. El cambio de expectativas se tradujo la semana pasada en un fuerte rally alcista de bonos y acciones locales, y una sensible caída del riesgo país, que perforó la barrera de los 1.800 puntos.

Según datos oficiales al tercer trimestre de este año, en 2020 se debían cancelar unos US$48.868 millones de capital y otros US$14.838 millones de intereses. El "re-reperfilamiento" de letras en dólares redujo el total de vencimientos de deuda en el primer semestre del 2020 de US$21.200 millones a US$16.000 millones. Todas estas señales el Gobierno espera sean tenidas en cuenta por la misión del FMI que llegará a la Argentina encabezada por el economista venezolano Luis Cubeddu, quizás la próxima semana. A partir de allí se dará inicio formal a las negociaciones, aunque se sabe que los contactos entre el ministro Martín Guzmán y los funcionarios que responden a Kristalina Georgieva ya están en marcha.

Más notas de

Eugenia Baliño

El Fondo avivó la expectativa de una reestructuración poco amigable y hundió a los bonos

El comunicado del FMI hundió a los bonos

Por fuerte demanda, Economía triplicó el monto a canjear por AF20

Tras el reperfilamiento, el canje tuvo mejor respuesta

Con una mejor oferta, el Gobierno vuelve a intentar que bonistas canjeen el AF20

Para acelerar la recuperación económica, el Banco Central bajó la tasa

Para acelerar la recuperación económica, el Banco Central bajó la tasa

A pedido de Alberto, hoy el BCRA fijará un tope a las tasas de financiamiento con tarjetas

Alberto Fernández calificó las tasas como "usureras"

Con intervención del BCRA, el dólar subió 21 centavos

Con intervención del BCRA, el dólar subió 21 centavos

Con tasas negativas para los tradicionales, los plazos fijos UVA treparon 72% en enero

Con plazos fijos tradicionales con tasa negativa, crecen los UVA

El costo de los créditos a empresas cayó hasta 12 puntos desde el cambio de gobierno

El costo de los créditos a empresas cae hasta 12 puntos

El BCRA apunta a salir rápido de la recesión y recorta la tasa a 48%

En un mes y medio la tasa cayó 15 puntos porcentuales

Bancos nacionales bajarán más de 20 puntos el costo de los créditos personales

Pesce se reunió el martes con el Consejo General de ADEBA