En pleno verano argentino y con simetría térmica la mensura laboral la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estremece con cifras demoledoras. Afecta a casi 500.000.000 de personas la falta de empleo, para graficar su dimensión con una equivalencia futbolística, esa cantidad de personas llenarían 9.730 estadios del Racing Club de Avellaneda. Cómo se compone dicho universo no envidiable: más de 189.000.000 son desocupados, otros 165.000.000 no tiene suficiente empleo remunerado y 120.000.000 abandonaron la búsqueda de trabajo o bien no tienen acceso a posibilidad alguna de labor.

Agrava todavía más el marco descripto que la OIT precise que 267 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años no trabajan, estudian, ni reciben formación, léase más que frenos globales respecto a inclusión o desarrollo.

Con el foco en la crisis argentina la recuperación de labor es prioritaria para el crecimiento, e inevitable considerar que los números que reveló la OIT en su informe "Tendencias 2020" gravitan en estas tierras.

En efecto, los ejes que reveló esa organización para todo el mundo se basan en la ausencia del trabajo decente, incremento de la desocupación y persistencia de desigualdades que confluyen en la "improbable posibilidad de construir una vida mejor".

El titular de la OIT, el ex dirigente sindical británico Guy Ryder, enfatizó tal concepto aún cuando la desocupación mundial se mantuvo estable en los últimos 9 años, si bien la desaceleración del crecimiento económico implica que "mientras en el orbe la fuerza laboral se incrementa, no se crean suficientes nuevos puestos de empleo".

Para citar ejemplos de nuestro país, vale señalar que empresas y sindicatos debieron instrumentar "consensos en crisis" para evitar más despidos a los 170.000 que se registraron en 2019, según las estadísticas oficiales. Al alcance de la mano consta que la industria argentina revela una sangría laboral inocultable, donde una automotriz líder como GM decidió el parate de su planta en Alvear (Santa Fe) durante todo febrero, con la suspensión de su personal, en acuerdo con el sindicato Smata.

Tiene lugar también la percepción de la clásica evaluacion de Man Power Group (MPG) que auguró para el primer trimestre argentino una meseta en la generación de trabajo. Austero 1% para el corriente, febrero y marzo, merma de 1% respecto de los últimos tres meses de 2019 y "leve mejoría" del 5% interanual.

Los informes de MPG y la OIT se complementan desde lo conceptual. A tal punto que uno de los investigadores que desarrolló el paper de la "ONU del trabajo", Stefan Kühn, consideró que "es preciso modificar el tipo de crecimiento para estimular las actividades de mayor valor agregado a través de la transformación estructural, la modernización tecnológica y la diversificación de la producción". Y no sólo eso, en dirección a revindicar que más allá de las exactitudes liberales, no hay economía, capitalismo o mercados factibles sin seres humanos Kühn advirtió "la subutilización de la mano de obra o los empleos de baja calidad implican que las economías pierdan beneficios potenciales de talento".

Datos, no opinión

En efecto, una investigación de MPG desarrollada en 15 países, reveló que el 54% de las compañías a nivel global reporta "escasez de talento", la cifra más alta en más de una década. Y en consideración exclusiva para la Argentina ese grupo concluyó que: el 50% de los empleadores locales tiene dificultades para encontrar las habilidades que necesita. "Las posiciones más difíciles de cubrir en la Argentina son los técnicos, oficios calificados y los de tecnologías de la información", reseñaron desde el MPG a BAE Negocios.

"No existe una única fórmula válida para todos los trabajadores", acotó Fernando Podestá director comercial y de operaciones de MPG. El ejecutivo acotó que las aspiraciones de los argentinos varían según su edad, sexo, o ubicación geográfica. "Los empleadores deben utilizar nuevas estrategias para atraer y retener al talento demandado. Lo que atrae los trabajadores para integrarse una organización también puede ser lo que los comprometa, persuada a la capacitación y hasta permanecer en ella".

Por su parte el informe "Tendencias 2020" de la OIT se ocupó además de las desigualdades del mercado laboral y aún en riesgo de obviedad definió que "las diferencias de ingresos son superiores, en especial en países en desarrollo". A nivel mundial, el sector del ingreso nacional que se destina a mano de obra, y no a otros factores de producción, disminuyó entre 2004 y 2017 de 54 a 51%, y esa caída económica fue estrepitosa en Europa, Asia Central y las Américas.

"La pobreza de los trabajadores, moderada o extrema, debería incrementarse para 2020-21 en los países en desarrollo. Hoy, el flagelo de ganar menos de 3,20 dólares diarios en términos de paridad del poder adquisitivo afecta a más de 630 millones, uno de cada cinco personas de la población económicamente activa", describieron desde la OIT. Otras desigualdades se aprecian y realzan por sexo, edad y ubicación geográfica. Son factores de los mercados laborales, lo que limita las oportunidades profesionales individuales y el crecimiento económico general, en tanto que 267 millones de jóvenes de entre 15 y 24 años "no trabajan ni estudian ni reciben formación, lo que no es compatible con la inclusión o el desarrollo", señaló Stefan Kühn uno de los principales investigadores del informe OIT.

"El fortalecimiento de las restricciones comerciales puede tener graves repercusiones, directas o indirectas, sobre el empleo", acotó para expresar que "el ritmo y la forma del crecimiento económico entorpece los esfuerzos para reducir la pobreza y mejorar las condiciones de trabajo en los países de bajos ingresos".

"Es preciso modificar el tipo de crecimiento para estimular las actividades de mayor valor agregado a través de la transformación estructural, la modernización tecnológica y la diversificación de la producción. La subutilización de la mano de obra o los empleos de baja calidad implica que las economías pierdan beneficios potenciales de talento", afirmó.

Los datos y conclusiones de la OIT no terminan con "Tendencias 2020" mañana en Perú, se presentará el "Panorama Laboral de América Latina y el Caribe". La mensura incluye el comportamiento del empleo y los mercados laborales en la región durante 2019 y proyecciones sobre desocupación en 2020. El foco específico que incluye a la Argentina en el contexto de la región versa sobre tasas de participación y ocupación, salarios, empleo juvenil, participación de las mujeres y otras variables relacionadas con el comportamiento de los mercados laborales.

Más notas de

Luis Autalan

El movimiento obrero se abroquela en contra de una reforma laboral

El movimiento obrero se abroquela en contra de una reforma laboral

Sindicatos y organizaciones sociales proponen un plan para crear 4.000.000 de empleos

Cegetistas y movimientos sociales motorizan la iniciativa promovida por el Papa Francisco

Funcionario habló de Aerolíneas “sólo para cabotaje” y desató reacción sindical

Fernando "Chino" Navarro habló en Crónica HD

La magnitud de la crisis muestra el camino a la unidad gremial jamás alcanzada

La magnitud de la crisis muestra el camino a la unidad gremial jamás alcanzada

La CGT analiza con empresarios el plan de agroindustria para exportaciones millonarias

UIA y CGT avanzan en un programa para la reactivación

Mercado Libre: sin solución, Moyano advierte por nuevos bloqueos

Mercado Libre: sin solución, Moyano advierte por nuevos bloqueos

Priman las suspensiones y escasean los acuerdos paritarios

Bancarios, uno de los pocos que lograron cerrar un acuerdo anual

En la CGT rechazan discutir sobre la unidad gremial a través de los medios

En la CGT rechazan discutir sobre la unidad gremial a través de los medios

Pese a las apelaciones a la unidad, la distancia se agrandó entre las corrientes gremiales

Fernández impulsa la unidad desde el inicio de su gestión

"Cualquier discusión sobre reforma laboral es a partir de trabajo digno y con recibo de sueldo", dijo Plaini

Télam, Buenos Aires, 20/03/2010 Plaini, llega a la Quinta de Olivos para compartir un almuerzo con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Foto: Fernando Sturla/Télam/cl