A menos de un mes de haber asumido en el cargo del ministerio de Salud, Nelson Teich, abandona el gabinete de Jair Bolsonaro y acrencienta la crisis política en el país vecino, mientras el número de víctimas fatales por coronavirus ya se acerca a los 14.000. El gigante sudamericano ya es el sexto país más golpeado del mundo por la pandemia. 

Teich pega el portazo de la cartera sanitaria en plena tensión por la falta de respuestas del mandatario brasileño ante el avance del Covid-19. Es el segundo funcionario del área que se aleja de la postura del gobierno central. Esta semana Bolsonaro había alterado los protocolos de cuarentena, mientras que presionaba al ahora ex ministro en la aplicación inmediata del uso del fármaco cloroquina en pacientes que había reportado positivo. 

"El ministro de Salud, Nelson Teich, solicitó su dimisión esta mañana. Se brindarán más detalles en una conferencia de prensa esta tarde", informó el parte de prensa oficial. 

En tanto, uno de los frentes que se había abierto entre Teich y Bolsonaro fue la orden del mandatario brasileño de aplicar la droga a todos los pacientes, cuando desde la cartera sanitaria se instaba a utilizar "únicamente en casos particulares". 

Este viernes, el presidente de Brasil había advertido que cambiaría el protocolo en el uso de la cloroquina adoptado por el sistema de salud al afirmar que era "un derecho de los pacientes" decidir sobre su uso en el tratamiento.

Nelson Teich es el segundo ministro de Salud que cae en plena pademia de coronavirus.

Luiz Henrique Mandetta, que estuvo en el cargo desde el inicio del gobierno abandonó el cargo el 16 de abril, en medio de una puja con el mandatario por la aplicación de sugerencias de la OMS, en principal, una cuarentena más rígida, lo que causó el rechazo absoluto de Jair Bolsonaro

El ex funcionario también se hizo eco del alejamiento de Teich, y llamó a "orar" por la situación.