La OTAN no busca entrar en confrontación con Rusia ni representa amenaza para ella, afirma la declaración conjunta de los países de la Alianza Atlántica, emitida al término del primer día de la cumbre del bloque militar en Bruselas.

El texto de la declaración señala que aunque la OTAN "suspendió toda la cooperación práctica civil y militar" con Rusia, la Alianza Atlántica "sigue abierta para un diálogo político".

"La OTAN no busca confrontación con Rusia ni representa amenaza para ella", dice el documento.

Según la declaración, la Alianza Atlántica "sigue abierta a un diálogo periódico, concreto y sustancial con Rusia" en el marco del Consejo Rusia-OTAN, "para evitar cálculos erróneos, malentendidos, escaladas de tensiones involuntaria y aumentar la transparencia y la predictibilidad".

"Saludamos que Rusia vuelva a usar los canales de comunicación militar con la OTAN, seguimos comprometidos con aprovechar estos canales para promover la predictibilidad y la transparencia, así como reducir los riesgos y llamamos a Rusia a hacer lo mismo", destaca.

El texto indica que continúan haciendo frente a la situación de "seguridad deteriorada", fortaleciendo la defensa en la parte oriental de la OTAN.