El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, en prisión por corrupción desde abril, fue absuelto en una de las otras seis causas que enfrenta en los tribunales, en este caso referida a cargos de obstrucción a la justicia.

La sentencia fue dictada por el juez Ricardo Leite del décimo Tribunal Federal de Brasilia, quien halló a Lula inocente de los cargos formulados sobre la base de una declaración prestada por el ex senador Delcídio do Amaral, quien dijo haber intentado sobornar a un testigo de una investigación por pedido expreso del ex mandatario. La absolución de Lula en este caso había sido solicitada por la Fiscalía, que en septiembre pasado ya había manifestado que, en ese asunto, no existían "pruebas suficientes" sobre la responsabilidad del ex presidente.

El magistrado Leite también absolvió a los otros seis implicados en ese caso, entre los que figuraban el propio do Amaral, el ex jefe de gabinete del antiguo senador, Diogo Ferreira y el banquero André Esteves. Do Amaral había sido detenido en 2015, tras la divulgación de una grabación de una conversación en la que ofrecía dinero al ex director internacional de Petrobras Néstor Cerveró para que no lo comprometiera en las investigaciones sobre las corruptelas en la petrolera estatal.