El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, llamó a garantizar la igualdad de acceso a las vacunas contra el covid-19, en especial para refugiados, desplazados y apátridas.

"El enfoque 'mi país primero' no puede funcionar en una pandemia que no sabe de fronteras", dijo el Alto Comisionado, citado en un comunicado del organismo​​​.

Grandi añadió que "los desequilibrios flagrantes que observamos con respecto a la distribución de las vacunas entre países son contraproducentes y miopes".

El organismo indica en su comunicado que por el momento solo 20 países han comenzado a vacunar a los refugiados en igualdad de condiciones con sus ciudadanos.

Al incluir a los refugiados en la distribución de las vacunas, mitigan los riesgos asociados con la exclusión y la discriminación", dijo Grandi, y añadió que los riesgos "varían desde las consecuencias para la situación general de salud pública hasta la limitación de acceso a los servicios o la restricción de la libertad de movimiento".

El comunicado indica que "Acnur se siente alentado por el hecho de que 153 países hayan incluido a los refugiados en su estrategia de vacunación".

"No obstante, en muchas partes del mundo la inmunización continúa siendo un reto en gran parte por razones del acceso desigual a las vacunas y los servicios de salud pública", constata.

Aproximadamente el 85 por ciento del total de los refugiados en el mundo están alojados en países de bajos y medios ingresos que a su vez sufren de dificultades financieras y sistemas de salud frágiles.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19