Diputados del partido nacionalista vasco EH-Bildu acordaron con el PSOE y Unidas Podemos la derogación integral de la reforma laboral establecida en 2012 por el Partido Popular (PP) a cambio de "no obstaculizar" la prórroga del estado de alarma en España. Desde el partido vasco agregaron que la derogación debe hacerse efectiva antes de que finalicen las medidas extraordinarias adoptadas en materia económica y laboral por la crisis de la Covid-19.

Al derogarse la reforma del PP, se volvería al marco de relaciones entre trabajadores y empresarios que existía con anterioridad al 2012. Esto implicaría, explican medios españoles, en primer lugar, recuperar la primacía de los convenios colectivos sectoriales con ámbito de aplicación provincial por sobre los acuerdos a nivel de empresa, recuperando la vigencia de la ultra-actividad. En segundo lugar, volver a centralizar las políticas activas de empleo dejándolas en manos de entidades patronales y sindicatos. El tercer aspecto es aumentar los costos de despido para los trabajadores temporales y con contratos a tiempo parcial; y por último, restringir (o incluso eliminar) el despido por causas económicas

El acuerdo se cerró en el marco del debate parlamentario para prorrogar durante 15 días el vigente estado de alarma decretado ante la pandemia del coronavirus y con el objetivo, destacó EH Bildu en un comunicado, de "adoptar las medidas necesarias para profundizar en las garantías de escudo social y económico".

El acuerdo conlleva el compromiso de la formación vasca de "no obstaculizar la prórroga del estado de alarma", así como el de PSOE y Unidas Podemos de cumplir "en tiempo y forma con los términos".

Asimismo, EH-Bildu asegura que el acuerdo también propiciará que las entidades locales, forales y autonómicas dispongan de "mayor capacidad de gasto en políticas públicas destinadas a paliar los efectos sociales de la crisis".

.