El vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, anunció que renunciará a su cargo y también a sus aspiraciones para ser candidato el año próximo a la presidencia por el oficialista Partido Colorado, luego de que Estados Unidos lo incluyera en la lista de ciudadanos declarados "significativamente corruptos".

"La decisión de dar un paso al costado es para no afectar el entorno del presidente de la República (Mario Abdo Benítez) ni al Partido Colorado", declaró Velázquez a una radio local.

"Me voy a retirar de la política. Era la última etapa de mi carrera. Si no se pudo dar, qué le vamos a hacer. Son designios de Dios", manifestó.

La sanción contra el funcionario fue informada durante la mañana del viernes en conferencia de prensa por el embajador de Estados Unidos en Paraguay, Marc Ostfield, y conlleva sanciones de por vida para Velázquez, como la prohibición de entrada a ese país y no poder utilizar su dinero allí, informó el diario paraguayo Última Hora.

Por su parte, el presidente Abdo Benítez destacó "la actitud madura" de Velázquez al "priorizar los intereses de la construcción y credibilidad de nuestra nación al anunciar su renuncia".

"Evidentemente ante esta circunstancia era inaceptable la continuidad del vicepresidente”, dijo a la prensa luego de un acto en la localidad de Mayor Otaño, a 400 kilómetros al sureste de Asunción.

"Significativamente corruptos"

"El secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, anunció la designación del vicepresidente Hugo Adalberto Velázquez Moreno debido a su participación en actos de corrupción incluido el soborno a un funcionario público y la injerencia en los procesos públicos", había precisado horas antes la embajada.

El anuncio también incluyó a Juan Carlos Duarte, asesor legal de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), "por su participación en los mismos hechos", señaló el diplomático.

Duarte "ofreció un soborno a un funcionario público paraguayo para obstruir una investigación que amenazaba al vicepresidente y sus intereses financieros", indicó Blinken en un comunicado.

Con esa acción, "abusó y explotó su poderosa y privilegiada posición pública dentro de la Entidad Binacional Yacyretá, poniendo en riesgo la confianza pública en uno de los activos económicos más vitales de Paraguay", añadió.

Blinken estimó que estos actos afectan también a "la percepción pública de corrupción e impunidad" en la oficina del vicepresidente.

"Un balde de agua fría"

Velázquez, de 54 años, había dicho que la acusación en su contra le "cayó como un balde de agua fría".

"Desconozco de lo que estuvo hablando (el embajador Ostfield). En mi carácter de precandidato a Presidente de la República, teniendo como discurso la lucha contra el crimen organizado, eso me deja mal y tengo que ser consecuente", expresó, al justificar su anuncio de renuncia a la postulación.

"Hablo con la tranquilidad que me da mi conducta, porque no hice lo que me están acusando. Estoy hablando con una conciencia limpia", sostuvo Velázquez.

"En el caso que me involucra a mí hay una laguna. Es muy volátil", agregó, según la agencia de noticias AFP.

Velázquez era hasta ahora el aspirante a la presidencia dentro del movimiento Fuerza Republicana del Partido Colorado, que apoya Abdo Benítez, para las primarias previstas el 18 de diciembre de este año.

Qué dijo Mario Abdo Benítez

El mandatario pidió tranquilidad a la dirigencia colorada y aseguró que "lo antes posible" se acordará una nueva candidatura.

Los hombres y mujeres no son tan importantes como la causa que venimos representando y nuestra visión de país. En las próximas horas vamos a reunir a la dirigencia de Fuerza Republicana”, expresó.

Los comicios por la presidencia de Paraguay se celebrarán el 30 de abril de 2023.

Horacio Cartes, otro exfuncionario en la lista de ciudadanos significativamente corruptos

El otro aspirante dentro del Partido Colorado es, hasta ahora, Santiago Peña, delfín político del expresidente Horacio Cartes (2013-2018), también incluido en la lista norteamericana.

El exmandatario, un rico empresario tabacalero, también fue sancionado por Estados Unidos hace pocas semanas por "corrupción significativa". Según Washington, Cartes obstruyó "una importante investigación internacional sobre el crimen transnacional".

Anteriormente, Estados Unidos había declarado "significativamente" corruptos al fallecido exsenador colorado Óscar González Daher, al exfiscal general del Estado Javier Díaz Verón y al diputado colorado Ulises Quintana.

La foto de la polémica

Hugo Velázquez

En noviembre del 2016, Velázquez, quien entonces era diputado, estuvo en el ojo de la tormenta tras la publicación de una foto en la que se lo veía con varias personas a bordo de un yate, en un tour por Líbano, junto a uno de los señalados como supuesto financista del movimiento libanés Hezbollah.

En la foto también aparecían el entonces diputado Atilio Penayo y Duarte.

La foto había cobrado estado público tras la publicación de una investigación presentada ante el Congreso de los Estados Unidos, donde señalaba al árabe Walid Amine Sweid, sentado al lado de Velázquez, como uno de los presuntos financistas de Hezbollah, que supuestamente remesaban dinero desde la Triple Frontera.

El abogado penalista y empresario paraguayo inició su carrera política como fiscal, donde fue denunciado por corrupción en varias ocasiones, antes de llegar a la Cámara de Diputados, desde donde se catapultó al Ejecutivo de la mano del Partido Colorado.

Según los medios paraguayos, en 20 años de función pública y desde que publicó su primera declaración jurada como fiscal, el patrimonio de Velázquez pasó de 411 millones a 5.330 millones de guaraníes cuando dejó la presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación, en 2018.