El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha "intentado sabotear los esfuerzos para frenar la propagación del covid-19 en Brasil y ha aplicado otras políticas que socavan los derechos humanos", según un informe de la organización Human Rights Watch, que se conoció el mismo día que trascendió un video donde simpatizantes del presidente llaman a quitarse los barbijos y tomar hidroxicloroquina.

En su Informe Mundial 2021 publicado el miércoles, Human Rights Watch dice que Bolsonaro minimizó repetidamente el coronavirus al llamarlo "una pequeña gripe" y al difundir información engañosa sobre la pandemia, reportó el sitio de la cadena informativa CNN.

Bolsonaro "se negó a tomar medidas para protegerse a sí mismo y a las personas que lo rodeaban, difundió información engañosa e intentó impedir que los estados impusieran reglas de distanciamiento social. Su administración intentó ocultar al público los datos de covid-19. Despidió a su ministro de salud por defender las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, y el ministro de salud que lo reemplazó renunció en oposición a la defensa del presidente de un fármaco no probado tratar el covid-19”, dice el informe.

Anna Livia Arida, directora asociada de Human Rights Watch para Brasil, reconoció el papel de otras instituciones gubernamentales, como la Corte Suprema y el Congreso de Brasil, para ayudar a "bloquear muchas, aunque no todas, las políticas anti-derechos de Bolsonaro".

“La Corte Suprema falló en contra de los intentos de la administración de Bolsonaro de despojar a los estados de la autoridad de restringir los movimientos de las personas para contener la propagación del covid-19, suspender efectivamente la ley de acceso a la información y retener los datos del covid-19 del público", dice el informe.

"El Congreso aprobó un proyecto de ley que obliga al gobierno a brindar atención médica de emergencia a los pueblos indígenas y la Corte Suprema ordenó al Gobierno de Bolsonaro que redactara un plan para combatir la propagación del covid-19 en territorios indígenas", continuó.

De acuerdo con CNN Brasil, el Ministerio de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos del país sudamericano emitió un comunicado en el que argumenta que el informe "ignora las medidas tomadas por el gobierno para proteger los derechos humanos durante la pandemia".

Numerosos proyectos destinados a ayudar a niños, adolescentes, mujeres y adultos mayores son mencionados en el comunicado, en el que se les define como “una forma de ayuda del gobierno a los desarrollos socioeconómicos que ocurrieron en la pandemia”, informó CNN Brasil.

En tanto, un grupo bolsonarista lanzó en redes sociales un video en el que intentan convencer a la gente que no use barbijos y se "cuide" con hidroxicloroquina, la droga que Bolsonaro publicitó como la solución al coronavirus. 

 
Brasil tiene el tercer recuento más alto de casos de covid-19 en todo el mundo, después de Estados Unidos y la India. Hasta el miércoles, Brasil ha reportado 8.256.536 casos de covid-19 y 205.964 muertes relacionadas con el virus, según el sitio web de la cadena CNN en español.